Cementerio de la localidad no se abrirá en Finados

0
390
Cementerio General de Latacunga.

La medida es coherente, técnica, sanitaria en pro de precautelar la salud y seguridad de los ecuatorianos y evitar que existan contagios de Covid-19 por las aglomeraciones que se pueden registrar.

El COE Nacional ha solicitado el cierre de los cementerios desde el 30 de octubre al 3 de noviembre, a excepción de los sepelios que se pudieran registrar en esa fecha, para lo cual se deberán respetar las medidas de bioseguridad.

Juan Zapata, director del ECU-911, manifestó que la decisión tomada desde el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, tiene un antecedente, por lo que pidieron que se realice una mesa de salud que esté integrada  por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SGR), Ministerio de Gobierno, la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) y el ECU-911, donde resolvieron generar un informe técnico sanitario donde recomiendan inhabilitar las visitas y cerrar los cementerios a partir del 30 de octubre al 3 de noviembre con el objetivo de evitar las aglomeraciones que se pueden registrar

Desde el COE Nacional piden a los 221 municipios para que tomen la decisión, es importante que en la base de sus competencias tomen aquello. “Al ser el pedido parte de un informe técnico veo muy complicado que un alcalde tome una decisión diferente”, aseveró Zapata.

Explicó que las aglomeraciones no solo se registran en el interior de los cementerios sino también en las inmediaciones donde existe flujo de personas, ventas de alimentos, flores y comercio informal.

Así mismo, el COE Nacional exhorta a los municipios para que, a través de las respectivas ordenanzas, mantengan el cierre  de  los negocios  que  aún  no  están  autorizados  para  su  funcionamiento  como son bares, discotecas,  centros  de  tolerancia);  y,  dar  estricto  cumplimiento  a  lo señalado en el Acuerdo Interministerial N° 010 suscrito por el  Ministerio de Gobierno, Ministerio de Turismo y Ministerio de Salud, de fecha 18 de septiembre de 2020

“Las aglomeraciones es una preocupación permanente porque no garantiza el distanciamiento social lo que ayuda a la propagación rápida del virus”, finalizó Zapata. (I)