Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi.

Así lo indicó, Patricio Limaico, director del CRS Cotopaxi. Los contagios se detuvieron gracias a los protocolos implementados.

Tras detectarse el caso cero de Covid-19 en Guayaquil, en marzo se conoció del primer caso en Latacunga-Cotopaxi. En el Centro de Rehabilitación Ciudadana para la Sierra Centro Norte, también empezaron los contagios.

Entre el 31 de mayo y 7 de junio, se reportaron cuatro muertes de personas privadas de la libertad, estas según las actas de defunción emitidas por el Ministerio de Salud Pública (MSP),

Dos fallecieron por insuficiencia respiratoria posible Covid-19, mientras que las otras dos dieron positivos al nuevo coronavirus. En aquel entonces, el MSP emitió un boletín de prensa para explicar que las víctimas permanecían aisladas en una casa de salud, para evitar más contagios.

Pero estos persistieron, para enfrentar la situación, colocaron estructuras implementadas por lo que los casos positivos, sospechosos y negativos, que eran aislados.

Para agosto no se dio a conocer cuántos casos de Covid-19 existían, pero las alertas, eran monitoreadas por el equipo integral de salud visita cada pabellón.

Pese a que se tomó medidas como impedir el ingreso de visitas, que recién hasta hace poco se reanudaron, para el ingreso, amigos, familiares, abogados y demás, deben someterse a un estricto protocolo de desinfección.

Patricio Limaico, director del CRS, dio a conocer que en noviembre se reportaron cero casos de Covid-19 entre los aproximadamente 5000 internos, de los distintos pabellones. Esperan mantener el mismo ritmo y evitar contagios.

Margarita M., visita periódicamente a su hermano en el CRS, menciona que, en el pabellón de mínima seguridad donde se encuentra, no se conocen casos de Covid -19, pero que los internos sufren enfermedades pulmonares debido al frío de lugar. (I)