Centros de diversión deben seguir cerrados.

Son las disposiciones que dio a conocer el Alcalde de Latacunga.

 Bares, karaokes, discotecas, centros de tolerancia, cantinas y parecidos, no tienen permiso para funcionar en Latacunga, en este nuevo periodo de convivencia sin un estado de excepción.

Así lo dio a conocer el alcalde de Latacunga, Byron Cárdenas, tras tomar una resolución cantonal, la decisión se regulará por medio de una ordenanza.

“Me parece una decisión estupenda, creo que estos centros de diversión son donde menos se acatan las medidas de bioseguridad, abrirlas, sería definitivamente una bomba de tiempo”, comentó Rosita Cando, habitante del sector 10 de Agosto, del barrio San Felipe de la parroquia Eloy Alfaro.

Este sector tiene varios centros de diversión nocturna, que aparecieron en los últimos 15 años, muchos de ellos estarían al borde de la quiebra.

“Hemos visto como hay carteles que dicen, se vende este negocio, lugares donde había bares que ya están cerrados o con otros negocios”, aseguró Cando.

Cerca de 20 centros existían cerca de la Universidad entre bares, discotecas y karaokes, de acuerdo al presidente del Consejo Parroquial de Eloy Alfaro, William Bastidas, la mayoría de personas que llegaban a estos centros a consumir eran estudiantes del centro de educación superior cercano.

El Ministerio de Educación resolvió que las clases presenciales aún no se retomarán, la situación de este sector es crítica.

“Esperamos que los señores que eran dueños de estos lugares que hacían tanto daño a los estudiantes y la población de este barrio, estén bien, que vean en esta crisis una oportunidad para emprender en otros negocios que aporten al desarrollo humano en beneficio de la colectividad, esta pandemia que nos está golpeando, debe ser para algo positivo”, dijo Cando, quien añadió que, tras el cierre de estos locales, la delincuencia en el sector decayó considerablemente. (I)