Los fines de semana hay mayor demanda de taxis en la urbe latacungueña. Foto: W.C./La Gaceta

La cifra es un dato aproximado de la Unión de Taxistas Profesionales, muchos llegan de otros cantones a operar en Latacunga.

Jueves, viernes, y sábados, son los días más concurridos por personas en la urbe y periferia de la capital provincial; estos días son conocidos como “movidos” en el sector taxismo, debido a la demanda de usuarios.
Los 857, taxis agremiados, en la Unión Provincial de Taxistas convencionales, son suficientes para cumplir con la demanda, aseguró su presidente Ramiro Zumba, sin embargo, de acuerdo a sus cálculos, más de 1000 taxis trabajan también desde el informalismo.
De acuerdo al dirigente, que está, seis meses al frente del gremio, la mayoría de informales no son de la localidad, llegan de cantones vecinos como Pujilí, Saquisilí y Salcedo. Incluso de provincias como Tungurahua y Pichincha.
“La falta de control” convertiría a la capital cotopaxense en un blanco de operaciones. Los lugares más concurridos para operar son El Salto, El Mayorista, la Plaza Canadá (San Felipe), y La Estación.
“Les piden a los pasajeros que se sienten adelante con ellos para que las autoridades no los molesten” reveló, Juan T., un conductor del taxismo formal. El gremio considera esta actividad como “desleal” debido a que mientras los formales deben cumplir con todos los requisitos de ley para trabajar, los informales “solo lo hacen y ya”.
Algunos usuarios que tienen al frente la oferta de los formales e informales, explicaron por qué, en ocasiones, prefieren a los segundos, “es verdad que es más seguro andar en un taxi formal, pero muchos, quieren cobrar lo que ellos quieren, además, los informales son más amables”, aseguró Daniel Chicaiza.
Con este criterio discrepa, Marcela Torres, quien considera que aunque, los costos son más accesibles utilizando los taxis informales, “no podemos ponernos en riesgo, los formales son más seguros”, comentó.(I)