Juan Miguel Rojas, director médico del Hospital General de Latacunga.

Existe un protocolo riguroso que deben cumplir los 250 profesionales que trabajan en la atención de casos de Covid-19 en el Hospital General de Latacunga, según las autoridades de la casa de salud, los casos de profesionales contagios son fuera del hospital y no en el cumplimiento de su labor.

Los profesionales deben usar los trajes de bioseguridad y el equipamiento correspondiente para que no exista contagio, desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) se ha investido 120 mil dólares para la compra de equipos de protección y otros equipos para la atención de la pandemia.

Juan Miguel Rojas, director médico del Hospital General de Latacunga, manifestó que desde el inicio de la pandemia han buscado salvaguardar la integridad de los profesionales de la salud, es así que les han entregado en dotación los equipos.

Indicó que han activado protocolos de acuerdo al nivel de las áreas que están prestando el servicio de salud, no es lo mismo el personal que va a atender en el área de triaje respiratorio en emergencia que quien atiende en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Desde el inicio de la pandemia de acuerdo a lo estipulado con sistema de vigilancia epidemiológica que mantienen con el Ministerio de Salud Pública (MSP) han realizado planes de contingencia en cada una de las unidades de salud para manejar los casos de atención de pacientes sospechosos y confirmados de C-19.

En el Hospital General de Latacunga se ha implementado un área de triaje donde el paciente ingresa desde la emergencia, por lo que piden que sean referidos desde una unidad de primer nivel para que reciban atención de hospitalización o terapia intensiva.

Cuando un paciente ingresa a la casa de salud es atendido por personal médico que permanece las 24:00 para atender a pacientes con problemas respiratorios, una vez que llegan le realizan un triaje, de ahí pasa al área de atención donde le valoran y le toman muestras de laboratorio, radiografías, tomografías o lo que requieran.

El paciente se mantiene en observación para conocer cuál es su evolución  y si amerita el paciente es hospitalizado; en el área de hospitalización hay una área de aislamiento por C-19 donde hay 45 camas. (I)