Es triste saber cuánto ha costado regenerar y convertir en camino de primer orden a muchas vías; sin embargo, a pesar de este gran esfuerzo, que se lo hace con la plata del pueblo, las autoridades son incapaces de brindar un buen mantenimiento a las mismas, no sabemos para qué se gastó tanto dinero en hacer las cunetas, si ya no aparecen en muchos trayectos, por la cantidad de pasto que ha crecido en ellas.
Es una lucha constante el solo tratar de que en esta provincia se mejore alguna arteria vial, la mayoría pasan abandonadas y sin mantenimiento por años, pero cuando se consigue que estas se encuentren en buenas condiciones, en temporadas como las de lluvia, en las que crece el pasto, la maleza se desarrolla imparable, sin que alguien se compadezca de estas circunstancias y mande a cortar la hierba, que por el abandono se comienza a meter en las rendijas, o los remates del cemento destruyéndolos con increíble facilidad; claro está, cuando ya son varios meses o años en los que no se hace mantenimiento.
No sabemos para qué están las autoridades si no pueden contratar una simple cuadrilla que se dedique exclusivamente a esta actividad, que no les toma mucho tiempo y si es continuo el mantenimiento, mucho menos todavía, pero como aquí reina la mediocridad para todo, se espera detrás del escritorio, que ocurra lo peor, para buscar pretexto para hacer alguna obra y sacar una tajada extra de provecho a la misma.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =