La industrialización de granos andinos, hizo la invención de una cerveza artesanal de quinua denominada “ATIY”. Su costo es de 2,50 y es comercializada en Quito. Además, en mente está la creación de la bebida con amaranto y  chocho. Este emprendimiento lo ejecuta una de las estudiantes de la Universidad Técnica de Cotopaxi.   

Hace cinco años surge el proyecto de granos andinos, con la intención de la creación, recuperación de la producción y consumo de granos de chocho, quinua y amaranto o sangorache. A raíz de esto, nacen nuevos emprendimientos que al inicio se tornan como fuente de investigación, pero que con la transformación y mejoramiento, genera un rédito económico para sus  inventores.

Marco Rivera, responsable del proyecto de granos andinos, explicó que dentro del área de Agroindustria, han producido algunos productos como es el caso de la cerveza de quinua, que es realizada por las manos de los estudiantes, la misma que tiene ocho grados de alcohol.

La propuesta se generó en el campus de Salache y cuenta con los protocolos necesarios. Su creadora es una de las estudiantes, quien instaló un pequeño negocio  en la ciudad de  Quito.

Según Rivera, en la capital de los ecuatorianos hay una mayor costumbre de consumir este tipo de bebida, mientras que en  Latacunga el nivel de consumo es bajo, pero el objetivo es que a posteriori, la población cotopaxense pueda adquirirlo, una vez que la localidad lo capte desde el punto de vista nutritivo. “El propósito es que la ciudadanía en el momento que se está divirtiendo, también se esté alimentando”.

Este emprendimiento nació hace dos años  y  los nuevos retos son generar o producir la cerveza de amaranto,  chocho y otras mezclas. “Lo fuerte es la promoción de los productos naturales, que son ricos en proteínas”. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × tres =