Uno de los actores de los casos de corrupción más sonados en el país, en el que inclusive fue sentenciado y comprobado hasta la saciedad, como todos los sabemos fue el afortunado ganador de un habeas corpus, que no se entiende como fue concedido, pues este personaje tiene otros procesos ventilándose, por lo que resultaría imposible ser beneficiario de esta condición.
El pasado martes este personaje se presentó ante la corte, como lo exige el habeas corpus, lo ha hizo de la manera más normal del mundo, mientras atrás hay un país indignado con las mafias de la justicia, que son capaces de cualquier barbaridad.
Este exfuncionario ha mencionado que él se presenta, porque no tiene por qué no hacerlo, él no va a fugar como lo han hecho sus coidearios, dice ser un proseguido político, que ha regalado cuatro años de su vida, para que le comprueben que es culpable, pero no lo han hecho.
Llama poderosamente la atención que un reo sentenciado, se atreva a dar estas declaraciones, que seguramente como ya es costumbre entre los de su tienda política, es simplemente una nueva cortina de humo, para desviar la atención y el rato menos pensado, podría levantar el vuelo para ir a disfrutar del botín, como lo han hecho todos los de su rebaño.
La indignación nacional es notoria, la mayoría de ecuatorianos tiene un gran malestar por esta decisión. En la actualidad ronda en el ambiente un clima de pesimismo, abandonar el país es opción para muchos, intentan buscar mejores días en un lugar donde exista justicia y equidad.(O)