Luciano Segovia, denunciante.

Pide que los exámenes que se deben realizar en el hospital del IESS se ejecuten en el menor tiempo posible porque ponen en riesgo su salud.

Luciano Segovia, ciudadano pujilense, denuncia que después de salir de la cita médica en el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) le asignaron una cita para la clínica médica de metabólicos para el 17 de diciembre de 2021, pero sus sorpresa más grande fue cuando le agendaron la cita para un eco de tiroides para el 26 de mayo de 2022.

Dijo que mensualmente realizan un aporte económico y lo mínimo que pueden hacer es darle un buen trato al afiliado cuando van a una cita médica, razón por la cual se pregunta, ese dinero en qué se está invirtiendo.

“No sé si quieren que vayamos cuando ya estemos muertos porque hasta las recetas debemos comprar afuera en la farmacia, ante esta falta no sé de qué clase de seguridad social estamos hablando”, aseveró Segovia.

Indicó que mensualmente no se demoran en descontar el rubro económico, pero el trato que reciben es penoso por el trato que reciben los afiliados y a los pacientes. Él aporte mensual de Segovia es de aproximadamente 150 dólares.

 Explicó que no es la primera vez que le dan una cita médica por un lapso de tiempo tan largo, incluso hasta debe realizarse un examen para detectar si tiene gastritis.