Autoridades durante el control realizado. FOTO W.C. LA GACETA

El presunto infractor cumple prisión preventiva; la tala de palma de cera constituye un delito sancionado hasta con tres años de prisión.

Un ciudadano ecuatoriano fue detenido por miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente, de la Policía Nacional, en un operativo conjunto con guardaparques de la Reserva Ecológica Los Ilinizas, mientras realizaba actividades de tala ilegal de palma de cera (Ceroxylon quindiunese) al interior del área protegida.

El presunto infractor cumple prisión preventiva por el presunto delito contra la flora y fauna silvestres, con base en el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal, pues al momento de su detención se encontró una motosierra con la cual habría afectado los recursos naturales de la zona.

La Dirección Provincial del Ambiente de Cotopaxi realizó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado e iniciará un proceso administrativo por este hecho. (I)