Familiares que salían de la morgue de Quevedo.

El sábado, en el sector de El Zapote -entre los límites de Valencia, Los Ríos y La Maná, Cotopaxi- sucedió un hecho lamentable en el que un ciudadano murió al caer de una mata de achotillos

Efraín Hinojosa Espinoza manifestó haberse encontrado trabajando en la cosecha de achotillos conjuntamente con el ahora occiso, quien respondía a los nombres de Nelson Cevallos Hinojosa, de 52 años, quien se había subido al árbol de achotillo a cosechar la fruta para comercializarla, una de las  ramas se habría quebrado y al caer habría quedado inconsciente.

Ciudadanos que se encontraban en el lugar  inmediatamente  llamaron  al ECU-911, solicitando ayuda médica, pero la ambulancia habría llegado una hora después de ocurrido el hecho; el galeno  Julio Salazar, quien llegó a bordo de la ambulancia, solo había comprobado su fallecimiento.

Personal de la Dinased del cantón Buena Fe  se trasladó hasta el lugar antes indicado, a verificar la presencia del cadáver, por lo que se  evidencia sobre el piso un cuerpo sin vida de sexo masculino en posición decúbito dorsal, en medio de una plantación de achotillos; al realizarle un examen visual externo al cadáver no presentaba huellas de violencia. La fiscal de turno, Glenda Chévez, realizó el levantamiento de cadáver y además dispuso el traslado del cuerpo hasta el Centro de Ciencias Forenses de Quevedo, para que se le practique la autopsia de Ley. (I)