Este fin de semana se desarticularon dos fiestas clandestinas en Belisario Quevedo, la preocupación de las autoridades es que existe un alto índice de jóvenes que asisten a estas reuniones.

Víctor Salinas, comisario Municipal de Latacunga, dio a conocer que en los operativos que se ejecutan los fines de semana realizaron dos clausuras, entre los que se encuentra la sanción a un centro de tolerancia y una licorería en el centro de Latacunga por estar atendiendo fuera del horario establecido.

Indicó que realizaron un retiro de libadores en el sector de La Laguna, donde se encontraron alrededor de 30 personas que hacían mal uso del espacio público, así también fueron sancionadas seis personas por no utilizar adecuadamente la mascarilla.

Explicó que el sábado se cerraron dos fiestas clandestinas que se ubicaron en el sector de Belisario Quevedo y en La Cangagua.

Este control lo realizaron con la ayuda de drones, a través de estos medios observaron un espacio con una concurrencia masiva de personas, por lo que se desplegaron con el contingente operativo correspondiente.

Dijo que el cuidarse para no infectarse de COVID es un tema de responsabilidad social y personal, porque no pueden estar las autoridades detrás de cada persona. “Si bien las disposiciones del COE Nacional y Cantonal son claras y se prohíbe este tipo de eventos, hacen un llamado a la colectividad para que cumpla con la normativa correspondiente porque es lo único que salvará vidas y de cierta manera se podrá controlar el incremento masivo de personas contagiadas con COVID”, aseveró. (I)