Cinco profesionales se unen al equipo de la Clínica San Francisco. FOTO M.S. LA GACETA

La Clínica San Francisco de Latacunga y el Centro de Especialidades Ortopédicas (CEO) de Quito, decidieron trabajar por el bienestar de la población bajo la visión de una alianza estratégica con enfoque a la ortopedia y traumatología por subespecialidades, esta decisión ya comienza a ofrecer resultados.

De esta manera se transforma el Hospital Básico San Francisco en una extensión del CEO, siendo en un avance muy importante para la ciudad de Latacunga, la noche del jueves se formalizó esta unión con un evento. Richard Arízaga, director, indicó que esta alternativa permite desarrollar cirugía ortopédica que en el pasado eran siempre derivadas a otras ciudades, por ende, que dio la bienvenida a CEO y a todo el equipo médico que se incorpora a este trabajo.

Son cinco profesionales que cuentan una vasta experiencia y parte de su formación lo desempeñaron en el extranjero, tal es el caso de Fidel Cayón, cuya especialidad es en  ortopedia en mano y reconstrucción de dedos seccionados; Gonzalo Arteaga, especialista en prótesis de rodilla tanto en la parte quirúrgica como endoscópica; Byron Torres, especialista en hombro y todo lo relacionado a traumatismo de esta parte;  Sebastián de la Torre, especialista en columna vertebral y Paúl Terán, especializado en  biocirugía y bioterapia.

Los médicos están atendiendo por consultas diferidas y dependiendo de la respuesta de los pacientes se irá prolongando más tiempo hasta que el servicio sea diario. El director de la Clínica destacó que con esta alianza estratégica se aspira cubrir en adelante todas las necesidades en estas especialidades.

El traumatólogo ortopedista cirujano de mano y miembro de CEO, Fidel Cayón, manifestó que este centro se ha convertido en líder en el país manejando la ortopedia por subespecialidades, la idea es que un paciente de acuerdo a su patología sea tratado por un cirujano especializado en cada aérea entregando confianza y seguridad.

Aquí en Latacunga hubo dos casos que fueron intervenidos por estos profesionales, el uno fue de un extranjero que residía en este cantón y que por un accidente se amputó la mano a nivel de la muñeca, el reimplante tuvo un éxito al alcanzar el funcionamiento en el 60% con la espera de que siga mejorando.

Mientras que el otro caso fue un trabajador que también se amputó la mano, el reimplante tuvo un funcionamiento aproximado de más del 80%, hecho que cambió su vida al ser ascendido a supervisor, manteniendo una vida normal, expresó Cayón.

“La garantía real que existe en la medicina es que el especialista da todo de sí y va a poner todo su conocimiento para tratar de ayudar al paciente”, finalizó.

El evento concluyó con un brindis y palabras de la Viceprefecta de Cotopaxi Silvia Bravo, deseando el mejor de los éxitos al pensar en el bienestar de la ciudad y provincia. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 8 =