Durante la rueda de prensa desarrollada.

En el último feriado de noviembre, se registró un incremento de 195% en las aglomeraciones, un 185% en las fiestas y un 72% en la presencia de libadores.

El Comité de Operaciones de Emergencias (COE) Nacional fortalece y coordina acciones interinstitucionales ante la Emergencia Sanitaria por el Covid–19. Mediante rueda de prensa virtual, dieron a conocer nuevas medidas que regirán en el país.

Las disposiciones están enmarcadas en precautelar la seguridad y vida de los ciudadanos ante las futuras festividades de diciembre: dos feriados nacionales (Navidad y Año Viejo; eventos que constituyen un espacio temporal para aglomeraciones y una serie de actividades sociales, religiosas y comerciales que implican un alto riesgo de incrementar la velocidad de transmisión del virus.

Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, hizo un exhorto a las máximas autoridades de las instituciones públicas dependientes del Ejecutivo para que eviten el desarrollo de actividades sociales con motivo de Navidad y Año Viejo. Y, en el resto de entidades -públicas y privadas-, se solicita la limitación de festejos.

En caso de hacerlo, se pide el cumplimiento del distanciamiento social de dos metros entre personas, a más del aforo máximo del 30 % y todas las medidas de bioseguridad.

Respecto al funcionamiento de restaurantes y salones de recepciones para cenas institucionales o de familias ampliadas la disposición es cumplir con las restricciones de aforo.

Mientras que, en el caso de centros comerciales, plazas, galerías, supermercados y afines se deberá́ cumplir con el 50% de aforo e implementar mecanismos de control adicionales para evitar aglomeraciones en los días de ofertas o a propósito de compras por festividades en general.

Además, el COE Nacional recomienda a los 221 COE Cantonales -entre otras acciones- mantener una estricta revisión de la evolución de los datos epidemiológicos en cada cantón y evaluar los puntos de mayor probabilidad de actividades comerciales que puedan constituir zonas de riesgo, esto con el fin de generar la planificación local estratégica que impida la aglomeración.

Se solicita a las autoridades locales mantener restringido el funcionamiento de bares, discotecas y centros de tolerancia; así́ como adecuar e implementar medidas de bioseguridad y distanciamiento social en las actividades tradicionales de diciembre, evitando la participación y el desarrollo de actividades como: ferias, festivales, chivas, buses discotecas, Pases del Niño, pesebres vivientes y toda actividad religiosa en la que se puedan incumplir las medidas de bioseguridad. Se deberá́ procurar que todas las actividades como novenas y reuniones de fin de año se realicen a través de las plataformas virtuales.

También se solicita a las autoridades que eviten y controlen las actividades culturales que se realiza en fin de año (bailes, quema de monigotes), debido a que generan aglomeración y no garantizan el distanciamiento social; así́ como fortalecer las campañas del uso adecuado de juegos pirotécnicos debidamente autorizados.

Sobre la circulación vehicular el COE recomendó a los municipios implementar medidas de restricción de la movilidad vehicular en los días 24, 25, 31 de diciembre de 2020 y 01 de enero de 2021 para todo el país; así como establecer medidas de control del consumo de licor en el espacio público durante estos días.

Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud Pública (MSP), contextualizó el estatus de la disponibilidad hospitalaria a escala nacional: el 66 % de camas UCI están ocupadas y la ocupación de camas para COVID-19 es del 31 %. Además, informó que “la situación de los contagios es sostenida. Por lo cual hemos apoyado las decisiones del COE enfocadas a la corresponsabilidad”.