Por favor esperen diciembre, para que se den gusto en el micrófono, y lleven su mensaje al pueblo que esta ávido de tener otros ciudadanos ocupando las diferentes dignidades seccionales, en los GAD-S: Parroquiales, Cantonales y Provincial.
Por ahí, ya se escuchan varios nombres en lo que se refiere a Latacunga para participar a Concejales o Alcalde de la tierra de Vicente León.
Nos preguntamos, los respectivos Partidos y Movimientos Políticos, por intermedio de sus Directivos leyeron ya el contenido respectivo del CODIGO DE LA DEMOCRACIA o Ley Electoral y de Organizaciones Políticas de la República? Acápites como: constan como legales sus Partidos o Movimientos, tienen directivas en por lo menos la mitad de las Provincias, tienen el 1,5 % de afiliados de acuerdo al último padrón electoral, igual requisito cumplirán los Movimientos. Y un sinnúmero de disposiciones legales necesarias para poder participar en la próxima lid electoral.
Igual los ciudadanos que aspiran a participar deben tener arreglado todos los requerimientos, porque más de una vez se han quedado con “los churos hechos” candidatos que en su cabecita rondaba la ilusión que van a ser Concejales o Alcaldes. Estarán pilas, sino: los caramelos, los trofeos, cintas para princesitas, balones y otros regalitos que los generosos pre candidatos ya mismo empiezan a repartir, pueden quedar en eso “en un pequeño presente”, A PESAR QUE ESO YA NO FUNCIONA.
En estos momentos los Partidos y Movimientos Políticos deben estar organizando para sus afiliados, adherentes y pre-candidatos, severos y entusiastas seminarios de motivación y preparación política; y por otro lado cursos de conocimientos en la parte legal sobre las funciones y atribuciones de los vocales de los GAD Parroquiales, de los Concejales, Alcaldías y Prefectura. La razón: no queremos escuchar “papelones y vergüenzas” al dirigirse al pueblo orientando mal a sus simpatizantes. Recordemos que una de las obligaciones legales de los Partidos y Movimientos que consta en el CODIGO DE LA DEMOCRACIA, es la organización de las Escuelas Internas de Formación Política. Además realicen encuestas serias para igual no desperdiciar recursos y lo más importante, no llenarnos de candidatos que no tienen ninguna opción de triunfo.
Esta vez, den la oportunidad de escoger a personalidades que estén bien preparadas para ejercer una dignidad popular para cambiar el rumbo de nuestra provincia, de sus cantones y parroquias. (O)