Después de más de varios años de retraso y pese a los inconvenientes presentados por la oposición de moradores del sector de Poaló, las obras del centro de faenamiento municipal dieron inicio.
Según la autoridad municipal, los problemas se habrían subsanado con el cambio de ubicación del proyecto, de la parte occidental, a la parte oriental de los terrenos municipales. 
Lo cierto es que la ciudad mucho ha padecido por la falta de cumplimiento en los plazos previsto  desde la alcaldía de Patricio Sánchez, una trama que inició con la compra de la maquinaria que fue embodegada y cuyas garantías se habrían perdido hace tiempo.
Ojalá la actual administración municipal pueda concluir esta obra de tanta importancia para Latacunga. Nos acostumbramos a vivir postergando proyectos emergentes y entregando responsabilidades a otros sin asumirlas con verdadero sentido de bien común.