Los comerciantes en distintos sectores desean vender sus productos en estas fechas y poderse recuperar económicamente. FOTO M.S. LA GACETA

Caramelos, galletas, bombones, chocolates, chupetes son algunas de las golosinas que complementan la elaboración de las fundas navideñas que son comercializadas en esta época y según los comerciantes los precios se mantienen y hay desde un dólar hasta los 10 dólares.  

En la ciudad son algunos de los comerciantes que se dedican a la venta de estos productos. La plaza Sucre es el sitio donde cada año más de 20 vendedores se ubican a comercializar confites, así como también en los locales ubicados en la plaza de El Salto.

La comerciante Inés Llumiguano dedicada a la venta de las golosinas por más de 25 años, dijo que el precio se mantiene desde hace 20 años atrás, porque entrega al público desde 1,00 hasta los 10,00 dólares, mientras que los de granel los expende desde 1,00 a 2,00 dólares.

Pese a que en las proveedoras han aumentado el precio de los caramelos entre 0,10 y 0,20 ctvs.  ¿Será que está más bueno o fino?, se preguntó.

En su caso elaboró aproximadamente 15 mil fundas dependiendo como salga el producto seguirá haciéndolas.

Recordó que el año anterior le fue muy bien porque el 22 de diciembre 2017 terminó su mercancía. Pero en cambio este año hasta la semana anterior estaba muy bajo y consideró que se debe a la competencia desleal.

De la misma forma indicó la vendedora Jaqueline Cadena que se mantienen los precios y garantizó que el producto está fresco porque compran desde las fábricas, especialmente en esta temporada.

Desde las 06:00 hasta las 22:00 están situadas en la plaza y este año espera culminar con el apoyo de la ciudadanía, dijo que el comercio informal les afecta bastante “vienen con camionetas, con productos de otro lado y la gente compra, pero se arriesga porque no saben la procedencia”.

Asimismo, toda su mercadería estaba entera mientras que en el 2017 vendió todo.

Por ocupar el espacio deben cancelar una cuota, y a decir de Cadena el año anterior canceló 80 dólares por cada dos metros.

Por ello que solicitó a las autoridades ayuden con los controles a los comerciantes informales y no dejen a las camionetas estacionarse porque viene a dañar la feria, finalizó.

En cambio, en los locales la realidad es otra y aducen que este diciembre les ha ido muy bien y especialmente han tenido pedidos por los candidatos, dijo Fernando Mena, que tiene su local cerca de 20 años en el sector.

Por la contracción económica tuvieron que bajar los precios, es decir si el otro año vendieron el bulto de caramelos a 32 dólares ahora lo entregan a 29 dólares, la libra de galleta en el 2017 estaba a 1.75 ahora está a un 1.60. “Todos tenemos expectativa en vender algo”, puesto que durante este 2018 él ha facturado cerca de mil dólares “dinero que no me permite sostener a mi familia”. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − dos =