La construcción del nuevo mercado de Pujilí ha estado ocasionando malestar en los comerciantes que por cuatro meses han bajado sus ventas debido a la reubicación de las plazas.

Franklin Taday, comerciante del mercado de Pujilí, manifestó le han depositado la confianza y lo han elegido presidente los gremios de comerciantes de la sección de calzado, ropa, bisutería, abarrotes cárnicos ubicadas en la plaza Agusto Lema de la ciudad de Pujilí.

Comentó que en la plaza no se sabe si están bien o mal como comerciantes ya que el señor Alcalde no ha socializado con ellos, como en cualquier administración antes de cualquier construcción o intervención de bienes públicos primero se socializa para poder ver soluciones en cambio a los comerciantes no se les comunicó y se les trasladó a la plaza Rosita Paredes como lo manifiesta es un lugar votado donde no va haber un comercio  por lo que no habido ningún movimiento económico.

Debido a estos inconveniente él junto a la directiva del mercado han tratado de firmar  un acta de compromiso  hasta que se ponga la primera piedra  en la obra, pero no sabe qué es lo que sucede  que al señor Alcalde y la persona a cargo de la obra no le presenta ni una firma solamente le dio un documento que es vacío  no sabe qué tipo de autoridad se está manejando ya que  para la construcción de esto se debía socializar con los comerciantes, mínimo una maqueta de lo que será el futuro proyecto, no se sabe ni cuál es el presupuesto total del proyecto.

Manifestó que lo único que se dio a conocer es que con la construcción del nuevo mercado se reducirán los catastros, es decir los puestos para los comerciantes como lo dio a conocer el presidente, son 150 puestos y son alrededor de 1.500 comerciantes. En lugar de mejorar el comercio del cantón se está destruyendo, en Pujilí se le ha cerrado las puertas al comercio por lo que se han visto en la necesidad de realizar sus actividades en otros cantones como Saquisilí y Salcedo.