El Salto es el sector más congestionado por la temporada navideña, varios comerciantes informales caminan con sus mercancías de un lado a otro para vender variedad de productos que ofrecen a la ciudadanía.

Vendedores informales se aglutinan en el sector de El Salto y La Estación. La realidad obliga a varias familias latacungueñas a salir a las calles para buscar su sustento todos los días.

La oferta comercial informal en los exteriores del Mercado de Latacunga, ofrece un sinnúmero de productos de toda clase, desde frutas y legumbres, accesorios, celulares y audífonos, interiores, medias, zapatos, ropa, gorras, entre otros productos. La dura situación provocada por la pandemia, exige soluciones prontas para miles de familias ecuatorianas. El creciente desempleo y el comercio informal serán uno de los desafíos a solucionar para el próximo año que se acerca.

Se tiene previsto una gran afluencia de comerciantes autónomos informales debido al levantamiento del toque de queda y la autorización para movilizarse.

Carolina amores comerciante informal manifestó que esta temporada de Navidad es de gran aliento para las personas que no tienen un sitio propio o local para vender sus productos, contó que sale día a día para vender abrigos, chompas, recorriendo las calles y así generar un sustento para sus hijos.

Santiago Rodríguez comerciante informal manifestó que venden quesos, yogures y bolos de sitio en sitio por toda Latacunga, a la vez cuenta que las ventas estuvieron bajas por lo que también vende zapatos y monigotes en su pequeño carro para salir adelante.