Luego de que se han levantado las medidas de aislamiento, y no existen mayores restricciones, en esta semana se pudo observar un movimiento exagerado en las calles de nuestra ciudad, se percibe claramente un gran relajamiento, en el que las aglomeraciones caracterizaron varios sectores de la urbe. 

La OMS ha hecho el aterrador anuncio de que la pandemia podría entrar en una nueva etapa de contagio, de consecuencias aún mayores a las que ya vivos en la cuarentena, esto es algo desalentador y sobre todo, un llamado de atención para que no bajemos la guardia, en cuanto al cuidado que debemos tener, sobre este virus, pues hasta la fecha no hay una vacuna, ni antídoto que corte definitivamente su acelerado contagio.  Recordemos que nuestro país específicamente, no podría soportar otra paralización, en estos momentos estamos buscando la manera de poder sobrevivir a las circunstancias que dejó la pandemia y regresar a un escenario complicado como el que tuvimos, podría pulverizar la frágil, fragilísima economía, que prácticamente, pende de un hilo. (O)