Luego de decretar 9 años y medio de prisión para el expresidente de Brasil Lula da Silva, al encontrarse involucrado en uno de los actos de corrupción más grandes de aquel país en el tema petrolero, queda sentado un precedente en la región de lo que se les podría venir a muchos mandatarios que hoy en día se encuentran cuestionados.
Caso similar podría ocurrir en Ecuador, pues todavía no ha sido destapado el núcleo de los actos de corrupción en temas también de petróleo, hidroeléctricas y casos como los de Odebrecht.
En fin, la tendencia de izquierda que manejó la región por casi una década, en la que prácticamente muchos países de Sudamérica no consiguieron mayor progreso, por encontrarse envueltos en los mayores casos de corrupción de su historia, están llegando al desenlace que se esperaba, esa falsa igualdad que pregonan los socialistas del siglo XXI han sido coincidencialmente envueltos en los mayores escándalos de todos los tiempos, en los diferentes países por donde ha pasado su mano totalitarista y manipuladora.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 15 =