Huertos que actualmente se encuentran en el Centro de Salud de Guasaganda. (foto cortesía)

Para tener una buena nutrición se requieren alimentos variados y sanos para satisfacer las necesidades alimentarias de todas las personas, según su ciclo de vida.

La implementación del huerto saludable es un proyecto del Ministerio de Salud Pública en todos los centros de salud, para trabajar conjuntamente con otras agrupaciones, clubes o instituciones y fortalecer los lazos de amistad, compañerismo y fomentar proyectos sostenibles que beneficien a la salud de los habitantes de cada sector, sobre todo  minimizar la desnutrición en los niños menores de cinco años y en edad escolar.

Los alimentos cultivados de forma ecológica tienen un efecto positivo sobre la salud, dado que de esta forma no se ven afectados por productos químicos y se consumen recién cosechados, preservando las vitaminas y minerales que contienen, para iniciar la primera cosecha se sembró lechuga, acelga, espinaca y maíz.

Es importante conocer el valor nutritivo de los alimentos, su preparación y las combinaciones más adecuadas con otros, además de su manejo higiénico y porciones para cada miembro de la familia, especial atención a las comidas de los niños y mujeres embarazadas o lactantes.

 “Para iniciar con el huerto saludable se requieren también recursos como tierra fértil, agua, semillas, mano de obra, herramientas, capacitación y conocimientos sobre técnicas apropiadas de siembra, procesamiento y almacenamiento de los alimentos cosechados; es importante que los padres -y particularmente las madres- conozcan los beneficios de cada alimento que ayude en el crecimiento y desarrollo normal de los niños”, indica Andrés León, coordinador técnico de la unidad operativa. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 5 =