Con la presencia del señor Presidente Lenín Moreno en Guayaquil en una nueva Unidad Educativa pluricultural, inauguró el nuevo año de clases, hizo un sencillo discurso, resaltando los valores que se pueden transmitir por intermedio de la educación, besó a los más pequeños alumnos y se despidió. Por otro lado el Ab. Nebot en Guayaquil se despidió de sus escuelas y colegios municipales manifestando que depende del pueblo ecuatoriano, para que él siga sirviéndoles; es decir, anunció que posiblemente vuelva a la política, pero no como Alcalde, a lo mejor es “alguito más alto”. Al inaugurarse el nuevo año lectivo en la Costa y Galápagos, los maestros están dispuestos a esforzarse para que los tibios cambios que están haciéndose en el proyecto educativo de la revolución ciudadana, pronto den sus resultados.
Pero como los problemas no faltan, justo esperaron que se inauguren las clases en la Costa, para que aparezcan los pedidos y los reclamos.
Veamos en Guayaquil, hubo colas de madres de familia desesperadas por conseguir un cupo para que puedan estudiar sus hijos en los colegios que ellos querían; no faltaron las denuncias sobre una “supuesto cobro de dinero” para alcanzar esos cupos, actualmente el Ministerio de Educación está investigando los casos de corrupción denunciados; de ser cierto, será necesario el máximo rigor en la aplicación de las sanciones, porque solo eso faltaba en nuestro País, que el cáncer de la corrupción llegue a esos extremos.
Por otro lado recuerdan que ante el alto costo de las escuelas del milenio, el gobierno anterior cuando ya empezó a sentir la falta de dinero; contrató con alguna empresa china la implantación de un tipo de unidades educativas, que disque podían ser construidas en 90 días y que su diseño servía tanto para la Sierra como para la Costa, pasó muy poco tiempo, y ahora se dan cuenta, que ese tipo de construcción según informes, pueden servir para bodegas, más nunca para escuelas; pues son construidas en plástico y metal y las altas temperaturas más el número de alumnos, resultaba imposible dar las clases cómodamente “tras cuernos palos”.
Hay el ofrecimiento que para el próximo año se reabran dos mil escuelas rurales, POR FAVOR HABRAN LA BOCA, primero si tienen el dinero y segundo si existe un verdadero plan para el regreso de los profesores necesarios para ese objetivo. (O)