Mientras los representantes de esta tierra se pelean echándose la culpa de que no han hecho nada, el tema vial de la provincia está en completo abandono, por donde vayamos, por donde recorramos, Cotopaxi está lleno de huecos y falta de mantenimiento en sus carreteras.
Es desalentador salir a pedalear en bicicleta de ruta por los diferentes caminos de Cotopaxi y toparse con la amarga realidad de que nuestros caminos están completamente destruidos, claro está con pocas excepciones; ahora el justificativo de algunos representantes es que, como en la nueva consulta popular se aprobó la ley de control de la minería, ya no es fácil conseguir el ripio, pero mientras estas declaraciones se dan en esta tierra que parece de nadie, nuestro vecino del sur cada vez tiene mejores y bien mantenidas carreteras de primerísimo orden, al punto que ya inclusive llegan a la punta de los páramos con las mismas.
Es decir, aquí en esta tierra olvidada lo único que tenemos son pretextos y nada más, la falta de gestión está a la vista, y peor aún en esta época invernal en donde los trabajos mal hechos y los bacheados realizados al susto y al apuro, delatan el verdadero trabajo e intención que han tenido para con esta tierra los famosos políticos de siempre, que han sido incapaces de mejorar la realidad de esta pobre patria chica, que lleva muchos años, por no decir décadas, de retraso.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + ocho =