Moradora del lugar junto a las autoridades del cantón en el sitio donde se realiza el proyecto para la comunidad. FOTO M.T. LA GACETA

Ampliación de vías servirá a moradores de varias sectores; la construcción de un pozo de agua para consumo humano beneficiará a 30 familias de la comunidad.

En algunas comunidades pertenecientes al cantón se vienen ejecutando varias obras de mantenimiento vial y otros trabajos, acorde a las necesidades de cada sector.

Antonio Vargas, presidente de la comunidad de Tiliche, comenta que se vienen realizando varios trabajos en el sector, como el mantenimiento de vías, en coordinación con la Prefectura de Cotopaxi,  Gobierno cantonal y GAD de Canchagua, que con el apoyo de maquinaria han podido ampliar estos tramos  que los dueños de los terrenos cerraban, por ello era estrecho el camino, inclusive no podían transitar con vehículos; “ahora estamos felices los que tenemos carros, ya que nos dedicamos a la agricultura y podemos transportar nuestros productos para ser comercializados”.

En cuanto a los tramos que serán beneficiados con esta ampliación mencionó que van desde Pusango y Cachiloma hasta la hacienda de Chaloa vieja; esta vía es de vital importancia, ya que por allí se puede llegar a Sigchos y Guingopana,  entre otros puntos; estos trabajos se aspira culminar en las próximas semanas.

En lo que corresponde a la construcción de un pozo de agua de consumo humano que se está  llevando a cabo en la comunidad y beneficiará a varias familias del lugar, mencionó que la obra avanza a bien ritmo, y se aspira a culminar de la misma manera en próximas semanas.

Este sistema beneficiará a 30  familias que por varios años no han contado con el líquido vital para su uso diario, y por la necesidad han tenido que transportar agua desde otros lados; con este  trabajo podrán tener más cerca este servicio básico.

Vargas indicó que este proyecto lo han llevado a cabo gracias al apoyo del Gobierno Parroquial de Canchagua en coordinación con el GADMIS, con un presupuesto destinado de  80 000 dólares, mientras que ellos como moradores se  encuentran aportando con la mano de obra.

María Dolores Anguisaca, moradora de la comunidad, indicó que por varios años han luchado por hacer este sueño realidad, “y no estar escasos de agua,  porque vivimos privados de este servicio y no tenemos de dónde traerla”. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − tres =