El retorno a clases es voluntario, progresivo y seguro, además le apuesta a cinco ejes que ayudarán en el fortalecimiento de la educación.

Guillermo Lasso, presidente de la República, manifestó que si no son capaces de darles hoy educación como puede esperar que luego los jóvenes se animen a construir un mejor país, razón por la cual busca cambiar esa realidad, lo que empieza con la firma del decreto presidencial que lo realizó este miércoles.

Explicó que no se puede seguir permitiendo que los niños y jóvenes crezcan con vacíos, deben reencontrarse entre ellos con los maestros pero sobre todo con el conocimiento y la creatividad.

 Indicó que en el primer eje se trabajará el reencuentro donde el Ministerio de Educación el diseño de un plan para el retorno paulatino, voluntario y progresivo a las aulas de los colegios en cada parroquia del país, lo que deberá ser ejecutado a la brevedad posible. “Los niños volverán a estudiar por lo que abrirán un punto de encuentro en cada parroquia del país”, aseveró Lasso.

El segundo eje fue denominado “Todos” donde todas las familias que sufren el cierre de las escuelas cercanas y afines a sus necesidades, van a reabrir 900 escuelas rurales que  fueron cerradas entre el 2013 y el 2016, será una celebración de la diversidad en el sistema educativo nacional.

El tercer eje fue denominado “Libres y flexibles” que significa un Ecuador que se construye desde la perspectiva de todos y eso demanda un respeto a la autonomía educativa donde quieren que los padres de familia exijan de las escuelas la propuesta que mejor sintonice con los valores y así mismo quieren escuelas con la flexibilidad de contenidos que mejor aceptación tendrán en sus comunidades.

El cuarto eje fue denominado “Fuertes” está dirigido a los maestros porque el estado no puede olvidarse de quienes forman a los niños, la tarea es tan importante como la de cualquier otro profesional, sin embargo, muchos de ellos están pagados muy debajo por lo que se merecen o no han recibido la capacitación que requieren para mantenerse actualizados.

Mediante el decreto ordena la dignificación de la carrera de los profesionales de consejería estudiantil, docentes y directivos a través de la formación profesional continua, actualización del escalafón docente y la creación de incentivos laborares complementarios al salario.

El quinto eje denominado “Excelencia educativa” donde los estudiantes se encuentren con la tecnología del futuro, por lo que las computadoras, tablets y teléfonos celulares deben estar presentes en las unidades educativas para propiciar el encuentro de los niños con los nuevos lenguajes y códigos del futuro.