Foto: W.C./La Gaceta
Jorge Herrera, presidente de la Conaie.

El pedido de indulto a 20 personas y amnistía para 177 perseguidos políticos, no es un condicionamiento para dialogar con el Ejecutivo, pues independientemente de aquello, el pueblo indígena tiene sus propios pedidos, que serán presentados al Gobierno y sobre los cuales, deberá haber un pronunciamiento, caso contrario, no se descartan exigir desde las calles, anotó el presidente de la Conaie, Jorge Herrera.

Jorge Herrera, presidente de la Conaie, señaló que dentro del pedido de amnistía presentado el pasado 30 de mayo a la Asamblea Nacional, consta una lista de 177 personas y 20 para indultos al Ejecutivo. Apuntó que la propuesta no significa una condición, sino una señal de apertura y acercamiento entre el Estado y el Movimiento Indígena.
Esperan que el planteamiento del Ejecutivo de las manos extendidas, no quede en buenas intenciones, sino que se realice en la práctica. Con base a ello, la Conaie tiene establecida una agenda, que será analizada en la asamblea nacional que se realizará el 10 de junio en Puyo. Entre los puntos a ser analizados, está la coyuntura indígena hacia  el nuevo gobierno y los procesos preparatorios para el congreso de la Conaie.
Entre los temas que serán planteados al Gobierno Nacional, están la minería, el libre ingreso de los jóvenes a las universidades, una política agraria integral mediante reformas a las leyes del agua, tierra y semillas.
Otro de los temas son la educación intercultural bilingüe, reforma a la Ley de Comunicación y Código Integral Penal.
Jorge Herrera aclaró que el pedido de la amnistía y el indulto, no es un condicionamiento, pues independientemente de aquello, el pueblo indígena tiene una agenda que será presentada al Ejecutivo y al pueblo ecuatoriano. Anotó que sobre estos temas, tendrá que haber un  pronunciamiento del régimen.
El dirigente nacional aseguró que no van a esperar los cambios del gobierno sentados en la casa, por lo tanto, cree que debe haber un proceso de resistencia desde las calles, para exigir respuestas del régimen a los pedidos del pueblo.
Mientras no exista una resolución del pueblo indígena, Humberto Cholango aún sigue siendo parte de la organización, pero no tiene el derecho de hablar a nombre del Movimiento Indígena. Independientemente de que Cholango esté al frente de la Senagua, el presidente de la Conaie cree que debe haber cambios dentro de la normativa del líquido vital, caso contrario, las luchas se ratificarán  en las calles.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 1 =