Franklin Mena, concejal del cantón La Maná

El concejal Franklin Mena informo sobre los trabajos que viene realizando en diferentes sectores del cantón y alrededores.

Franklin Mena, concejal del cantón La Maná manifiesta que hizo el arreglo de dos semáforos por conciencia propia, al observar que los semáforos estaban casi cuatro meses  sin arreglo y la “Mancomunidad de Tránsito, no se ha hecho cargo de la reparación” y en vista de que han pasado varios accidentes de tránsito, unos fuertes como choque de vehículos, motocicletas, fue lo que le motivó a intervenir en los semáforos que estaban dañados.

Enfatizó Mena que está donde el pueblo le necesite, ha estado reparando el puente de La Josefina que no es competencia suya, es del Consejo Provincial; lo de los semáforos es competencia de la Mancomunidad de Tránsito de Cotopaxi; pero esta donde el pueblo le necesite.

La gestión de un concejal es legislar y fiscalizar pero  Mena hace el trabajo por autogestión y gestión propia con recursos propios en determinados casos, lo importante que el pueblo sepa que hay un concejal que fue elegido por miles de ciudadanos para trabajar y sacar adelante el bello cantón tierra de encantos.

Mena da a conocer que se acabó de aprobar el plan de uso  y gestión de suelo que norma doce años en adelante al cantón La Maná,  son instrumentos de planificación, lo mismo en el plan de desarrollo y ordenamiento territorial es para tener una ciudad más ordenada, “en el cantón La Maná se cometieron muchas injusticias en los años 90 las autoridades de turno tuvieron la oportunidad histórica de ordenar el cantón y pasó todo lo contrario, se aprobaron lotizaciones sin criterios técnicos, sin ninguna responsabilidad, se han rellenado los esteros, ríos, vertientes, se ha construido encima de los esteros lo que ha ocasionado grandes problemas en épocas de invierno”, ahora el cantón tiene una ordenanza basada en la realidad,  la ordenanza del plan de uso  y gestión de suelo en el que norma los fraccionamientos, construcciones, demoliciones y lo más importante, las partes altas que circundan al cantón La Maná,  se han declarado como pulmón de la ciudad “en las partes altas jamás se podrá hacer lotizaciones, no se permitirá los fraccionamientos menores a una hectárea”, esa zona siempre será agrícola y turística por los atractivos de las montañas, como es la Loma de la Virgen, los riachuelos que nacen de las montañas, la poca vegetación ya que ha habido una agricultura desmedida, agricultura agresiva y se está creando conciencia con el plan de uso y gestión de suelo que es importante y sería una zona de conservación que tanto anhelaba el cantón. 

Recordó que la ordenanza se la trabajó con los concejales, se aprobó por unanimidad, pero como activista ambiental, Mena ha estado preocupado  porque el cantón La Maná tenga un pulmón y ahora las partes altas son declaradas un pulmón del cantón La Maná, no más lotizaciones, no más  asentamientos irregulares ya que son un peligro, como ejemplo recordó la Loma de la Colmena,  Flor de Bastión, Mapasingue, Cerro de las Cabras, etc eso no hace vivible a una cuidad.

Finalmente el concejal Franklin Mena señaló que presentó varias ordenanzas, como son la ordenanza de protección de las cuencas hídricas, la ordenanza de ruido  que es para controlar el ruido del cantón que está aprobado en primera instancia, la ordenanza que protege la mano de obra local, la ordenanza para el cuerpo de agentes de control municipal que debería ir de acuerdo a las jerarquías y orden disciplinario  que está aprobado en primera instancia y ya está trabajando en la ordenanza de plusvalía.

La ordenanza de ruido que está aprobada en primer debate espera Mena que su compañera concejal motive una reunión de su comisión de servicios públicos y analizar los últimos artículos y la última revisión para que pase a segundo debate. La comisión que integra el concejal Mena es de Planificación y Presupuesto en la que está trabajando y cumpliendo con lo que dice el Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad) que se debe actualizar el catastro cada bienio en el que trabajan los concejales empoderados para aprobar la ordenanza de actualización del catastro.