Gabriel García Moreno, concejal de Latacunga. Foto:Archivo/La Gaceta

Con la última reforma aprobada por el alcalde titular y únicamente conocida por los concejales, la obra del paso deprimido  de El Molinero, costará tres millones de dólares, recursos que terminaron saliendo de las obras de arrastre y que estuvieron canalizados para el bacheo de las calles de la ciudad.

En la sesión ordinaria realizada el pasado miércoles, el Concejo en pleno de Latacunga conoció  sobre la asignación de más dinero, para la ejecución de la obra de El Molinero en el sector de San Felipe.
Gabriel García Moreno, concejal de Latacunga, explicó que el Concejo en el presupuesto del presente año, aprobó una partida de 1 700 000 dólares para la indicada obra en el sector de San Felipe, producto de la planificación realizada por los técnicos de la Municipalidad, pero la incapacidad administrativa, operativa y técnica, ha conllevado a realizar reforma tras reforma, para superar las deficiencias en el orden técnico y de planificación de esta obra, por lo que se efectuó una primera reforma  en la cual se sumó una partida de aproximadamente 900 000 dólares, a los cuales se sumaron 400 000 dólares, sacados  de la partida destinada a la regeneración de la plaza Sucre y de otras obras más.
Pero la sorpresa, según el concejal García Moreno, fue que el pasado miércoles en la sesión, el Concejo conoce la reforma autorizada por el Alcalde titular, incorporando 300 000 dólares adicionales  para la construcción del puente deprimido en San Felipe, con lo que dicha obra, tendría un costo de 3 000 000 de dólares.
El edil expresó su preocupación, en el sentido de que el Alcalde  en los próximos días, planteará una nueva reforma para sumar más plata a la obra, para satisfacer esta “necedad de hacerla”, la misma que no responde a la planificación ni al presupuesto ni técnica ni financieramente.
Indicó que los 300 mil dólares producto de la última reforma realizada por el Alcalde, salieron de obras de arrastre, recursos que según lo acordado, estaban destinados para el bacheo de las calles de la ciudad, “pero observamos que una parte de estos recursos, está siendo canalizada para cubrir el costo del paso deprimido, denominado El Molinero”.
El tema de los baches, basura, agua potable, la deuda de Epagal con Global Parts, son algunos de los temas urgentes a ser atendidos por el Municipio, pero se siguen canalizando recursos a una sola obra, dijo el concejal.
Asimismo, denunció García Moreno, que la limpieza de los parques de la ciudad se está entregando a las direcciones administrativas, quienes dejando de cumplir con su trabajo y sin presupuesto, deberán dedicarse a arreglar un parque, acción que fue calificada por el concejal, como un mamotreto de proyecciones e ideas, lo cual evidencia la pésima administración municipal que vive Latacunga.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 1 =