La parroquia está en el sector occidental de Latacunga.

Solo el 30% de estudiantes de esta zona rural de Latacunga tienen conectividad.

En el sector occidental de Latacunga, en la zona rural, se levanta una de las parroquias más pequeñas y menos pobladas: Once de Noviembre, son aproximadamente dos mil 500 personas las que allí habitan.

De acuerdo a Víctor Herrera, presidente de la Junta Parroquial, el poblado tiene varias necesidades, entre alcantarillado y agua potable, pero una de las que se evidenció de modo más representativo, durante el último tiempo de pandemia fue la conectividad.

El 70% de estudiantes padecieron al no contar con la conectividad a internet o los equipos tecnológicos necesarios para poder realizar sus actividades académicas en telestudio.

“A veces eran dos o tres niños y jóvenes con un solo celular, sin computadoras o sin señal”, lamentó Herrera, quien contó que la presencia de los Infocentros fue de gran ayuda, pero tampoco la solución total, debido a la gran demanda. Los estudiantes debieron hacer fila.

La situación se complicó al punto que muchos estudiantes desertaron del anterior periodo educativo por problemas de esta índole.

El Presidente de la Junta Parroquial, mencionó que en la actualidad la realidad mejoró un poco, gracias a las empresas privadas que llegaron a ofrecer internet con buena recepción. Sin embargo, esta es una solución, únicamente para las personas que tienen los recursos necesarios para adquirir el servicio.

Así lo reconoce Alcides Catota, sacerdote de la parroquia Once de Noviembre y La Victoria, quien dijo que la realidad de pobreza de este poblado es complicada, y son los estudiantes los que más han sentido la situación.