Durante los últimos momentos de la conferencia de Yokoi Kenji.

Durante tres días de conferencia, Latacunga fue epicentro de empresarios, emprendedores y personas con deseos de conocer pautas de superación de varias ciudades del Ecuador.

Desde el jueves 28 hasta el sábado 30 de noviembre se desarrolló en Latacunga, por primera vez el evento “Fex de Cero a Empresario”; más de 20 empresarios nacionales e internacionales, además de conferencistas motivacionales rindieron charlas magistrales.

La organización del evento estuvo a cargo de Ecuador Conventions, Gad Municipal de Latacunga y la Universidad de las Fuerzas Armadas ( Espe) en cuyo auditorio Héroes del Cenepa se realizaron los dos primeros días de conferencias. El sábado se desarrolló en el Coliseo Mayor Camilo Gallegos Domínguez.

Los tres días las conferencias empezaban en la mañana, con agendas extendidas hasta la noche. El jueves 28 los asistentes disfrutaron de las ponencias de Antonio Acosta, presidente ejecutivo del Banco del Pichincha; Paulina Tamayo, artista nacional; Iván Ontaneda, ministro de Producción y Comercio Exterior.

El viernes 30, estuvieron presentes: Martín Acosta, gerente general de Kiwa Life; David Bermeo, gerente general de Tierra Fertil; Roberto Maldonado, presidente ejecutivo de Grupo Colineal; Javier Estrella, gerente general de Induacero.

El sábado 30, los ponentes fueron:  Aníbal Culqui, de la Industria Metalmecánica de Cotopaxi; Bertha Sánchez de Agua Mineral San Felipe; Sergio Bruna, empresario motivacional; Marco Antonio Regil, motivador y presentador de Tv mexicana; Yokoi Kenji, conferencista colombo japonés.

Las tres últimas ponencias fueron las más esperadas de los días del evento, el español Sergio Bruna, apuntó a que no hay mejor arma para el éxito que la disciplina para conseguir lo que se tiene trazado; que todo aquello que se desea se lo puede conseguir por medio del sacrificio, al concluir su conferencia, contó sobre el abandono de su padre cuando niño, de la dificultad que tenía su madre para sacarlos adelante a él y sus hermanos.

Resolvió abandonar sus estudios a los 15 años y se aventuró a migrar a México, donde a los 19 años intentó suicidarse; las cosas no lucían bien. Para Bruna, precisamente la sensación del peor fracaso, hambre y desolación, fueron su impulso para estudiar empíricamente cada detalle del mundo de los negocios, tan exhaustivamente hasta convertirlo en un genio de los negocios; sus ingresos anuales rebasan el millón de dólares, “si tú quieres, también puedes”, fue su consejo.

Enseguida fue el turno de Marco Antonio Regil, quien basó su charla en identificar el manejo consciente de los actos, apagando a las “vocecitas” en el interior de cada ser humano, que pueden ser desalentadoras o desmotivadoras. Explicó la necesidad de hacer conscientes los buenos deseos, la mentalización de lo que cada ser humano se merece como parte de un universo que evoluciona constantemente hacia la luz.

Al concluir su intervención realizó un ejercicio espiritual con los asistentes; logró que todos repitan en voz alta, que esta vida es una experiencia material de cada esencia (alma) en un mundo cuya función es proveer de todo tipo de experiencias, para lograr el aprendizaje necesario con la finalidad de lograr evolución espiritual.

Para finalizar con “broche de oro”, se dio la presentación de Yokoi Kenji, espabiló a los presentes con una extraña combinación entre la formalidad japonesa y la vivacidad cafetera (colombiana).

Yokoi empezó contando como el haber vivido en ambos países le sirvió para reconocer que ambos tienen bondades; pero también defectos que no los vuelve superiores ni inferiores; son dos culturas que, si aprovecharan lo mejor de sí, conseguirían mucho.

Así mismo invitó a reconocer los potenciales de cada individuo para explotarlas en beneficio de una mejor calidad de vida. Los conferencistas internacionales recibieron un sombrero de paja toquilla para que recuerden su visita a Ecuador. (I)