PABLO EMILIO ITURRALDE BAQUERO, GUSTAVO VELASCO GUANOLUISA y RAFAEL GRANJA BONILLA, entrevistados en la GACETA DEL 11 DE NOVIEMBRE.
Pablo Emilio, luego de una tenaz afición (vocación) desde niño a los fierros, bicicletas, motos y autos, convierte sus pasatiempos en dedicado y organizado estudio (conocimiento) en la Politécnica del Ejército, en donde pone en práctica proyectos que tienen relevancia nacional e internacional, con lo cual da el salto a una cultura más avanzada (Rusia), donde igual sigue triunfando para orgullo ‘mashca’. A sus 37 años con todas estas experiencias, luego de ser docente en la Politécnica de Moscú, llega a ser el Director del Centro de Desarrollo de Ingeniería de la misma. Pablo Emilio aún no ha llegado a su cúspide. He aquí la presencia del conocimiento y la vocación.
Gustavo Velasco, este latacungueño de padres oriundos de Aláquez, es un triunfador nato. Como todo niño pobre que sueña: él lustró zapatos, vendió periódicos, trabajó de salonero. Bueno, Gustavo aprendió desde los primeros pasos el negocio de la elaboración y venta de trofeos y toda clase de condecoraciones; puso toda la atención en el mercadeo de esta actividad, y de humilde vendedor de almacén hoy es el número N. 1 en el Ecuador en este lucrativo negocio, con la fábrica en su tierra Latacunga y varias sucursales en el país, además representa a varias firmas internacionales en la distribución al por mayor en todo el Ecuador. Aquí triunfó la vocación y la experiencia.
Rafael Granja, latacungueño de cepa, salió a los 17 años, vicentino; posee una voz espectacular no para cantar, sino para mantener el interés de los radioescuchas de Zaracay, la única radio del Ecuador que se sintoniza en todo el país en el mismo dial 100.5. Su programa LA LOCA HISTORIA DE LA MÚSICA, es el programa con más sintonía en todo el país, su conductor Rafael Granja. Les soy sincero, la primera vez que lo escuché pensé en algún graduado en algún Instituto como locutor; pero no. Rafael Granja empezó en Radio 11 de Noviembre, luego en Nuevos Éxitos de Salcedo, pasó por Cuenca para aterrizar en Santo Domingo, donde triunfa POR 25 AÑOS dirigiendo el programa ya aludido. Su padre -del mismo nombre- no quiso esa ocupación para su hijo, había dicho que eso “era para vagos”. Aquí triunfo la vocación y la experiencia.
Les invito a leer las entrevistas íntegras en La Gaceta del 11 de Noviembre. A MÍ ME ENCANTÓ. Como dijo Víctor Hugo “Todos tenemos fuerzas, lo que nos falta es voluntad”.(O)