Arturo Ugsha, delegado provincial del Consejo de la Judicatura de Cotopaxi. FOTO M.S. LA GACETA

La Unidad Judicial de Violencia Contra la Mujer y la Familia- Latacunga en el 2018 ha ingresado 801 causas de violencia a la mujer y en lo que va este año 2019 ha receptado 160 casos; actualmente las autoridades desplegarán una serie de capacitaciones para generar concienciación.  

La violencia puede presentarse de manera física, psicológica y sexual. Arturo Ugsha, delegado provincial del Consejo de la Judicatura de Cotopaxi, consideró que es una lacra social que existe en la provincia “quizás dejó atrás los valores humanos, pero hasta ahora hemos venido trabajando en los temas de concienciación”.

En Latacunga existen dos jueces especialistas y en los demás cantones están los Juzgados Multicompetentes, la institución recibe denuncias las 24 horas del día de domingo a domingo. Ugsha informó que existen jueces que trabajan por turnos ingresan desde las 08:00 hasta las 16:00; de 16:00 a 24:00 y de 24:00 a 08:00.

No obstante, el Consejo de la Judicatura se enmarca en realizar charlas de capacitación y de concienciación para que no se genere la violencia contra la mujer y la familia.

Para ello elaboran una agenda provincial para recorrer los siete cantones y sociabilizar e informar los protocolos existentes, asimismo se dirigirán a las escuelas, colegios, universidades y organizaciones sociales.

Recordó que el trámite es gratuito y no es necesario contratar un abogado para presentar la denuncia, pero quienes se abstienen a denunciar son las personas de las comunidades o los migrantes por el desconocimiento.

Mientras que en el sector urbano es donde más se produce el maltrato a la mujer. Incentivó a las mujeres a no quedarse calladas y colocar la denuncia, según el Delegado Provincial se ha implementado un nuevo sistema que es más ágil y máximo 15 días a tres semanas se demoran para dictar la sentencia “tratamos de que no tengan tanta burocracia”, expresó.

Sin embargo, dijo que es necesario la contratación de médicos, trabajadores sociales y psicólogos para que valoren los diferentes casos y de acuerdo al nivel de incapacidad los jueces puedan dictar una sentencia condenatoria.

Además, el Consejo de la Judicatura firmará un convenio con la Universidad Técnica de Ambato para que dichos profesionales en formación puedan asistir los casos y acompañen al proceso de la lucha contra la violencia a la mujer y la familia. En vista de que cada día van aumentando las denuncias y eso es la preocupación de las autoridades. (I)