Camión que contamina el ambiente, pese a los controles que realizan los entes correspondientes. FOTO N.CH. LA GACETA

La contaminación en las ciudades más grandes del Ecuador y principalmente en la capital es del 52% de emisiones de CO.

Según datos publicados en diferentes medios de comunicación y redes sociales uno de los problemas grandes que en la actualidad vive la sociedad es la contaminación en sus diferentes formas; sin embargo, el de mayor índice es el contaminante ambiental por smog vehicular.

De acuerdo a esos datos, la contaminación en las ciudades más grandes del Ecuador y principalmente en la capital es del 52% de emisiones de CO₂.

Pero este problema no es ajeno en el resto de ciudades pequeñas, en Latacunga, una gran cantidad de automotores que prestan el servicio de transporte público principalmente a las parroquias rurales, presentan una gran emisión de gases contaminantes; esto al parecer por el descuido de sus propietarios que no realizan un mantenimiento permanente de los vehículos.

Los efectos de este tipo de contaminación sobre la salud van desde molestias leves como la irritación de ojos o de nariz, hasta enfermedades respiratorias o cardiovasculares de diversa consideración que reducen la expectativa de vida, según detallan expertos.

De acuerdo a la Ley de Prevención y Control de la Contaminación Ambiental, establece la prohibición de expeler hacia la atmósfera o descargar en ella, sin sujetarse a las correspondientes normas técnicas y regulaciones, contaminantes que, a juicio de los Ministerios de Salud y del Ambiente, en sus respectivas áreas de competencia, puedan perjudicar la salud y vida humana, la flora, la fauna y los recursos, bienes del estado o de particulares o constituir una molestia.

Sin embargo y pese a la ley y reglamentos, esto no se cumple a cabalidad porque se observa en las calles y carreteras de nuestra ciudad y país, vehículos en mal estado que eliminan el smog en grandes cantidades sin que la autoridad de control actúe, incluso según la norma técnica exige que todos los vehículos pesados y principalmente aquellos a diésel tengan el tubo de escape hacia arriba y no horizontal, pero esto tampoco se ha cumplido.

Al parecer los controles que ejecutan las autoridades de tránsito, quienes también son responsables de vigilar el tema de contaminación; a la salida de las terminales, no se ha hecho cumplir y solamente se quedan en meros observadores de la terrible contaminación que se produce en la ciudad.

Dentro de la revisión vehicular que en la actualidad realiza la Unidad de Movilidad del GAD Municipal de Latacunga y de La Mancomunidad en Salcedo, se cumple un control de emisión de gases y contaminación, pero, pese a ello se sigue observando en las calles vehículos que contaminan el ambiente a gran escala. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 − 2 =