Según datos de la exdirectora de Ambiente, en Pangua existen 11 concesiones mineras. (Foto internet).

Pangua conserva flora, fauna y recursos hídricos, sin embargo, la minera está afectando al sector, la Defensoría del Pueblo presentó una acción de protección; pero desde hace aproximadamente tres meses está suspendida porque las concesiones mineras presentaron al juez una recusación.

Este cantón se encuentra a 127 kilómetros desde Latacunga por la vía Pujilí-Angamarca- El Corazón. Cuenta con una temperatura de 15 a 20 centígrados. Su nombre proviene de un vocablo de la cultura Cayapa, por lo cual es igual a Panguapi que significa “Agua nueva”. (Vive turismo Cotopaxi, 2014-2019).

Sin embargo, la minería acecha a esta localidad, según la Defensoría del Pueblo tras haber realizado un análisis a la documentación aportada por el alcalde, Saúl Mejía, donde se vulnera los derechos de la naturaleza en flora, fauna y fuentes hídricas, así como también de la consulta previa.  

Decidió presentar una acción de protección patrocinando a representantes de 117 comunidades, con el fin de alcanzar a través de una sentencia constitucional la garantía de los derechos. María Belén Bedón, explicó que una vez que se dicte sentencia el juez puede disponer la suspensión de la actividad minera en dicho cantón.

La normativa legal vigente detalla que no se podrá entregar concesiones mineras en sectores que son poblados y a decir de Bedón más del 50% del cantón se encuentra concesionado en lugares habitables como, por ejemplo Ramón Campaña, El Corazón y Pinllopata.

Existe un campamento que se encuentra funcionando, el cual hace exploración, a su criterio existe una vulneración de derechos constitucionales.

Un 80% del territorio se autodetermina como pueblo montubio y un 20% perteneciente a comunidades indígenas, “un pueblo al que se le debió haber sociabilizado, pero lastimosamente no se hizo absolutamente nada”, expresó.

No obstante, la audiencia desde hace cerca de tres meses está suspendida, la razón es que los representantes de las concesiones presentaron al juez una recusación y fue resuelta en la unidad correspondiente en La Maná, pero fue negada en vista de que la causa es el señor juez constitucional del cantón Pangua.

Una vez resuelto el caso presentado por los mineros se podrá reinstalará la audiencia de acción de protección.

La iglesia también es parte de este proceso, Mons. Giovanni Paz, obispo de Latacunga, comentó “no existe una minería responsable ni sustentable”, además agregó que no hay minería legal ni ilegal.

Su preocupación es que en Pangua el 80% del territorio es concesionado. Como iglesia se ha comprometido a continuar con la lucha de transformar y ser los defensores de la biodiversidad. El compromiso fue respetar y valorar los ecosistemas, océanos, ríos y páramos, la Conferencia Episcopal entre sus acuerdos ha sido instar a las autoridades de los países a parar el ecocidio, genocidio y etnocidio provocado por la expansión de la frontera agrícola, actividad extractivista y los mega proyectos.

A la vez, exigen a los Gobiernos la moratoria a las concesiones mineras y de proyectos hidroeléctricos.

El compromiso como iglesia católica es la actuación en conjunto con colectivos y organizaciones para la promoción de defensa de los derechos humanos y grupos sociales en situación de vulnerabilidad. (I)