Las gradas eléctricas un problema de nunca acabar. Foto: W.C./La Gaceta

Durante los cinco años de la administración municipal que está por finalizar, las gradas eléctricas del Centro Comercial Popular han pasado constantemente dañadas, afectando las ventas de los diferentes locales del centro de comercio, a ello se suma la presencia del comercio informal sin que haya autoridades que controlen señalaron los comerciantes.

Holguer Quirola, comerciante del Centro Comercial Popular, comentó que la celebración del Día de la Madre, significa un gran movimiento comercial, fecha esperada por los vendedores a tener un poco más de ingresos producto de las ventas, por lo tanto esperan que este fin de semana exista una gran concurrencia de personas al centro de comercio.
Indicó que cada comerciante es responsable de establecer ofertas en los precios de las diferentes prendas de vestir, además que los productos que ofertan son de calidad; pero el principal problema al que tienen que enfrentar los arrendatarios del Centro Comercial Popular es el trabajo informal que se da en los alrededores y puertas del centro de comercio sin que haya autoridad alguna que controle señaló el comerciante.
Al comercio informal se suma el problema de las gradas eléctricas, Quirola, aclaró que por más de 15 días llevan sin funcionar las gradas eléctricas, sin que exista autoridad alguna que se preocupe por ayudar a solucionar el problema, dijo que el problema de las gradas eléctricas ha sido un cuento de los cinco años de la actual administración municipal.
Esperan que el nuevo Alcalde ubique en la administración del mercado una persona que sepa el tema de administrar los centros de comercio y que los beneficiados sean tanto comerciantes como usuarios.
Elsa Balladares, arrendataria de un local de venta de ropa del Centro Comercial Popular, manifestó que el daño permanente de las gradas eléctricas afectan al desarrollo de las actividades comerciales del centro, dijo que las fechas festivas como el Día de la Madre, son esperadas por los vendedores para poder vender un poco más de los días normales, dijo los precios con que ofertan las diferentes prendas de vestir son económicas.
Los comerciantes se sienten desprotegidos de las actuales autoridades municipales en razón que no han hecho ningún arreglo o mejoras al centro de comercio encaminadas a optimizar las ventas de los arrendatarios, dijo uno de los pedidos realizados fue una rebaja a los cánones de arriendo de los locales, esperan que se dé, dicen que actualmente pagan 150 dólares por el arriendo de un local lo cual es demasiado alto.
Por su parte Iván Chicaiza, comentó que existe preocupación por las pocas ventas que vienen teniendo lo que va del año, lamentó, la falta de apoyo de parte del Municipio en promocionar el centro de comercio permitiendo que la gente pueda asistir a comprar en él; asimismo el vendedor se preguntó a dónde va la plata producto del cobro de los arriendos, cuando lo ideal sería que dichos recursos sean invertido en mismo Centro Comercial.
Otro de los problemas evidenciados por los arrendatarios es la falta de seguridad, lo bueno sería que el centro de comercio cuente con guardias de seguridad, en este marco este espacio ha sido abandonado por las autoridades municipales que están de salida, al mismo tiempo destacó que los comerciantes tienen puestas las esperanzas en el Alcalde electo en que trabajará para mejor el nivel de ventas del Centro Comercial Popular.(I)