Paola Segovia, directora de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en Cotopaxi.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) ha venido efectuando operativos de control en los terminales terrestres, paradas de buses, donde verifican que se cumplan con los protocolos de bioseguridad.

Los operativos se ejecutan con   el   fin   de   garantizar   el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos; más aún, al término del Estado de Excepción, donde las autoridades locales toman la posta en lo que corresponde a su territorio.

Paola Segovia, directora de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en Cotopaxi, en conjunto con Paola Jácome, administradora de la Terminal Terrestre de Salcedo, procedieron a la constatación periódica de las instalaciones y unidades de   transporte interprovincial.

La terminal terrestre del cantón, cuenta con bandejas de desinfección de calzado y toma de temperatura a la entrada, lavamanos (dotados de jabón, alcohol, toallas desechables y basureros), y señalética de distanciamiento. 

En tanto, se   observa   irrestrictamente el aforo del   75%   en   las   unidades de transporte y se trabaja con el 50% de frecuencias; cumpliendo de esta manera, con los parámetros establecidos en los protocolos dispuestos por el COE Nacional. Han exigido que los protocolos se cumplan a cabalidad tanto por los transportistas y los ciudadanos, que se respete las paradas establecidas, en cada una de los cantones analizadas por las mesas técnicas y aprobadas por los COE cantonales. (I)