Padre Washington Salvador y María Angélica Pilatásig integrantes del convento mercedario.

Hasta el Convento Mercedario llegaron varias alertas sobre la venta de unos boletos para una rifa que tendría como finalidad la ayuda a un catequista que se habría contagiado de COVID, lo cual sería falso y los dineros que se estén recaudando no han sido entregados al convento.

Washington Salvador, párroco de La Merced, dio a conocer que el Viernes Santo que fue alertado por una colaboradora del convento una fotografía de un boleto donde se manifestaba sobre una rifa para ayudar a un catequista de la comunidad Mercedaria que estaría infectado de COVID información que sería falsa porque hasta el momento no se registran contagios y no han organizado ninguna rifa.

Indicó que a través de redes sociales emitieron un video donde desmentían que estén organizando una rifa, sin embargo, la sorpresa fue que el jueves recibieron dos alertas más sobre este hecho, lo que llamo la atención que continúan en la venta de los boletos en diferentes lugares de Latacunga.

María Angélica Pilatásig, coordinadora del Convento Mercedario, manifestó que el enterarse que están tomando el nombre de la catequesis mercedaria para realizar una rifa les tomó de sorpresa, porque no están autorizados a realizar ningún tipo de evento sino es previa autorización del padre superior.

Dijo que todas las actividades benéficas y acción social las maneja directamente el padre Washington y el equipo correspondiente, además que no existen emisarios para realizar colectas u otras acciones, sino que los ciudadanos pueden hacer la entrega de donativos directamente en el convento.

Indicó que cuando realizan actividades solidarias, los integrantes del convento mercedario en los diferentes grupos están correctamente identificados con chompas que tienen la imagen del virgen de La Merced y en la parte posterior de la chompa el escudo de orden de La Merced. (I)