Cotopaxi cerró el 2017 con 989 accidentes de tránsito y 130 personas fallecidas. FOTO ARCHIVO LA GACETA

Los siniestros de tránsito no paran en la provincia, hecho que genera preocupación entre las autoridades y la Fiscalía, producto de lo cual el pasado año cerraron con 130 personas que perdieron la vida en las vías de la provincia. El Fiscal dijo que habrá que buscar medidas urgentes para evitar esta situación.

El Fiscal de Cotopaxi, Augusto Semanate, informó que un tema que mantiene preocupadas a las autoridades y la institución es el alto número de accidentabilidad que registra Cotopaxi, recordó que el pasado año se dieron 989 accidentes de tránsito, que dejaron 130 muertos.

De igual forma la provincia el 2017 cerró con seis femicidios, problema por la violencia de género, frente a ello la Fiscalía ha participado de varias charlas sobre la orientación de delitos sexuales, violencia intrafamiliar; recordó que todos los casos para la Fiscalía están resueltos, producto de lo cual los autores están tras las rejas; el caso de Pangua, el autor está sentenciado a 34 años de cárcel, los otros están  con el auto de llamamiento a juicio.

En lo que va del presente año, Cotopaxi registra dos personas fallecidas por accidentes de tránsito, que fueron alcanzados por un vehículo que estuvo siendo conducido por un conductor en estado de embriaguez, dijo el Fiscal.

Lo lamentable según la autoridad es que no paran los accidentes de tránsito en la provincia, no existe conciencia por parte de la ciudadanía; la institución ha realizado casas abiertas, charlas con los sindicatos de choferes pero no ha dado resultados, en su criterio es necesaria una coordinación con otras instituciones y buscar alternativas al problema.

Aseveró que una de las medidas podría ser la ubicación de fotorradares en las vías, recordó que no siempre la sanción es la solución; anotó que va a conversar con el Fiscal de Tungurahua y saber si la ubicación de estos equipos ha permitido bajar el índice de accidentes de tránsito en dicha jurisdicción. Aseveró que la solución a la alta siniestralidad en las vías es la educación en la gente, que debe tener conciencia al momento de conducir.

Semanate, destacó que al inicio del presente año, se presentaron dos casos de suicidio, uno se registró en Latacunga y el segundo en Pujilí; de igual forma, comentó que están investigando los casos de intoxicación con licor adulterado en el Centro de Rehabilitación Social Regional Cotopaxi, donde lo preocupante es cómo ingresan diferentes artículos al interior del recinto carcelario, finalizó el Fiscal. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =