Durante la marcha

El 25 de noviembre se recuerda el Día de la No Violencia Contra La Mujer; los datos siguen siendo alarmantes, la provincia es una de las tres primeras con mayor número de femicidios en el país.

María Fernanda T., tiene 25 años, un día, hace dos meses, tomó un taxi desde El Salto hasta el barrio Las Bethlemitas, eran las 21:30, el taxista empezó a conversar con ella; tras unos minutos, el hombre de mediana edad le propuso ir por un trago. María Fernanda se negó, se incomodó y dejó de conversar: sin embargo, el conductor no, le hacía apreciaciones sobre su físico, y demás comentarios que incomodaron a la joven.

Lo peor fue cuando en mitad del camino, frenó de súbito, le pidió a María Fernanda que se pase al puesto del copiloto; se reusó e iba abandonar la unidad, pues sintió pánico de que algo malo le ocurriera. Cuando se disponía a bajarse el taxista encendió nuevamente la unidad. “Me lleva a mi casa inmediatamente o llamo a la Policía”, le amenazó la joven. El taxista obedeció, y aunque el impasse no trascendió, para la mujer es una mala experiencia.

“Yo había tomado un par de copas con mis amigas, seguramente ese hombre se percató y pensó que se podía aprovechar; no es posible que las mujeres aún seamos objeto de hostigamiento por nuestras actividades. Si me tomo un trago no quiere decir que soy una chica fácil”, criticó.

Como María Fernanda miles de mujeres son acosadas, hostigadas, violentadas física, sexual y psicológicamente, incluso asesinadas. En lo que va del año en el Ecuador hubo 95 femicidios, 10 de ellos se produjeron en Cotopaxi, convirtiendo a esta provincia en la tercera con mayor número de asesinatos de mujeres en el país.

Para luchar contra esta realidad, cada 25 de noviembre, se recuerda el Día de la No Violencia Contra la Mujer. En Cotopaxi la mesa de igualdad de género provincial preparó una caminata y una feria que se desarrolló en la Gobernación.

La caminata partió a las 09:15 desde El Salto, recorrió las calles con consignas como “Vivas nos queremos” coreadas por alrededor de 150 asistentes.

“Queremos que la gente haga conciencia, sensibilizarla sobre esta realidad”, contó Jessy Tovar, concejala de Latacunga y miembro de la Mesa de Género.

Tovar explicó la importancia de lograr que las mujeres se empoderen del apoyo que las autoridades están en la obligación de darles, por ello las incentivó a denunciar cada maltrato del que fuesen objeto.

Durante la inauguración de la feria intervinieron Jorge Miño, gobernador de Cotopaxi, representantes de la Policía y demás autoridades; el mensaje era el mismo, luchar contra la violencia de género.

Tovar dio a conocer que se trabaja articuladamente para identificar los casos de violencia, en el Hospital General por ejemplo realizan un trabajo multidisciplinario, el paciente llega al servicio de emergencia a la sala de intervención en crisis y proporciona la atención por parte del emergenciológo, trabajador social, psicólogo, dependiendo el caso o necesidad  de la paciente entran otras áreas como ginecología traumatología, entre otras. 

“El índice de violencia dentro de la provincia de Cotopaxi radica entre física y psicológica esta última es normalizada dentro del cantón; ya que la ciudadanía no considera que los insultos o agresión verbal se enmarcan como algún tipo de violencia”, expresó, Paola Ortega, responsable de la unidad de violencia del Hospital General. (I)