Fuerzas armadas custodian el CRS.

Cerca de las 10:00 se encendieron las alarmas de un nuevo amotinamiento al interior del Centro de Rehabilitación Social (CRS), según el reporte de la Policía Nacional, cinco guías penitenciarios fueron retenidos.

En su cuenta de Twitter el general Patricio Carrillo, comandante General de la Policía escribió “Las cárceles son estados de permanente tensión, la reclusión masiva en un mismo centro no da resultado. La población carcelaria en su composición etnográfica, son jóvenes violentos sin aspiración de rehabilitación y excesivo tiempo libre. Esto es una de las causas del desorden”.

Una vez conocida la alerta se activaron de inmediato los protocolos de seguridad en la búsqueda de controlar el amotinamiento, de inmediato ingresaron los integrantes de los grupos élites de la Policía Nacional, mientras que en la parte externa militares de la Brigada Patria realizaron un cordón de seguridad.

Juan Carlos Fuertes, comandante del grupo de Fuerzas Especiales 27 de la Brigada Patria, manifestó que desde que inició la crisis carcelaria, recibieron la misión de coordinar con la Policía Nacional para brindar seguridad en el círculo externo del CRS-C, con el objetivo de mantener la tranquilidad, además de apoyar las acciones que como Policía realizan al interior de los centros.

Cuatro equipos de combate colaboraron en la seguridad, los soldados de la “Boina Roja” fueron equipados con trajes anti disturbios y hasta el momento la institución policial ha logrado mantener la seguridad.

Cerca de las 14:00 en su cuenta de Twitter el general Patricio Carrillo, comandante general de la Policía Nacional, “Rápida acción policial, permitió controlar los incidentes producidos esta mañana en el CRS Cotopaxi. Nuestro contingente policial se encuentra en el lugar precautelando el orden y la seguridad de todos”.

Una incertidumbre que mata

Manuel (nombre protegido), dio a conocer que a diario viven una zozobra al no saber cómo se encuentra su familiar, su hermana se encuentra internada en el lugar, pero no sabe cómo está. La mañana de este lunes llegó a dejarle un kit de aseo y otros objetos, pero por el amotinamiento no les permitieron pasar.

Dijo que esperan que las autoridades encuentren una pronta solución a la crisis carcelaria, porque como familiares tienen la incertidumbre que en cualquier momento les pueden llamar que sus seres queridos están fallecidos. (I)