El presidente Lasso deberá remitir próximamente la proforma presupuestaria 2022 a la Asamblea Nacional para su análisis y resolución. Ahí podremos evidenciar la forma en que el ‘Gobierno del Encuentro’ aspira enfrentar el manejo económico para sacarnos de la crisis iniciada en 2015 y agravada por la pandemia en 2020. Los discursos finalmente deben aterrizar en números fríos, cuya relación entre ingresos y egresos determinará la sanidad de las finanzas y las posibilidades de crecimiento sostenible en el tiempo. Aquí se desnudan las realidades y la demagogia de quienes prometen soluciones milagrosas para todos los males, estrellándose contra la realidad, reflejada en la caja fiscal.

Para relacionar el tamaño de nuestra economía, recordemos que el presupuesto general del Estado rondaba los $5000 millones a inicios de la dolarización, mientras que en la bonanza petrolera superó los $35 000 millones, ¡SIETE VECES MAYOR! Para alcanzar este gigantesco crecimiento, se aprovechó la capacidad de endeudamiento del país petrolero, se gastaron las reservas del fondo petrolero para emergencias, las reservas del IESS sin ser estatales, se negociaron contratos futuros de petróleo con China a cambio de entregarles sectores estratégicos y otorgarles contratos de infraestructura financiados con recursos caros. En resumen, nos gastamos todos los ingresos permanentes (impuestos a la renta, Iva, Ice, aranceles, etc.), los no permanentes, las reservas y nos endeudamos por encima del 50% del producto interno bruto.

Los ingresos permanentes, solamente pueden incrementarse en la medida que crezca la economía, generando mayores impuestos. Esto dependerá de la inversión privada para aumentar la producción, tanto para el mercado interno como para exportación. A su vez, esta inversión depende del entorno político, social y económico de cada país, que compite para atraerla, ofreciendo condiciones atractivas, seguras, creíbles y reales. Basta analizar los altos niveles de inversión privada que han logrado los países vecinos, superando los $10 000 millones anuales, mientras que Ecuador atrajo apenas $400 millones por año en la década petrolera. A los ingresos permanentes se adicionan los ingresos por empréstitos y los no permanentes, como los esperados por petróleo, que no necesariamente pueden ocurrir.

Analizando los egresos, se aprecian las severas limitaciones para cumplir las ilimitadas demandas de 17 millones de ecuatorianos, de los cuales existen muchos colectivos que se han convertido en grupos de presión para imponer sus aspiraciones, relegando a otros sectores silenciosos, aunque más numerosos. Esas ‘conquistas’ se consideran derechos adquiridos ‘irrenunciables, intocables, irreversibles’, que deberán ser respetados por todos los gobernantes con dinero de TODOS los ecuatorianos.

Partiendo de los gastos permanentes (burocracia) arrastrados del año precedente, sumados los compromisos adquiridos para servicio de la deuda y los egresos por inversiones en ejecución que no pueden ser suspendidos, será muy poco espacio el que queda para considerar otras necesidades que, por muy necesarias y justas que puedan ser, no podrán ser incorporadas sin eliminar otros gastos, generar nuevos impuestos o proponer mayor endeudamiento. Todo esto sin olvidar que “los gastos permanentes no pueden ser financiados con ingresos no permanentes”. También se arrastra un déficit superior a 2400 millones de dólares, que debe ser financiado o eliminado.

Esta perspectiva es la que aprecian las entidades multilaterales de desarrollo (BID, CAF, BM) para concluir si el programa económico de un Estado es viable. Generalmente hacen observaciones objetivas a la luz de su experiencia regional para establecer con anticipación los efectos macroeconómicos que se pueden producir y recomiendan corregir los desbalances, incrementando los ingresos o reduciendo los egresos para aspirar a un crecimiento sano (sin déficit). Los discursos políticos deben traducirse en decisiones concretas para incrementar los ingresos y/o reducir los egresos. 

ESPERAMOS UNA PROPUESTA PRESUPUESTARIA VIABLE.