Con menos de 24 horas se publicó la convocatoria para la elección del nuevo directorio del Colegio de Periodistas de Cotopaxi, que se ha mantenido inactivo por varios años, cumpliendo disposiciones emanadas por el expresidente Correa de destruir los colegios profesionales.

Un grupo de jóvenes periodistas graduados, en su mayoría, en la Universidad Técnica de Cotopaxi y en otros centros de educación superior, trataron de reorganizar el Colegio sin ser miembros de esta organización. En un Comité Ejecutivo Nacional que se realizó en Latacunga, se integró una comisión para calificar la documentación de quienes trataban de reactivar al colegio, para que una vez establecidos los nuevos miembros llamar a una gran asamblea para elegir al nuevo directorio.

Sorpresivamente la convocatoria apareció publicada el viernes 12 llamando a elecciones el sábado 13, la sede de la asamblea fue el teatro del instituto Vicente León, a la hora de la convocatoria no existía el quórum legal; en el evento además participaron como veedores miembros del Consejo Electoral de Cotopaxi.

Una vez conocido el padrón electoral se estableció, con sorpresa y admiración que los miembros del colegio que han sido parte de la institución desde hace varios años no han sido tomados en cuenta, entre ellos varios expresidentes, quienes son parte del colegio y no han sido tomados en cuenta están, entre otros,  Lorena Álvarez, Paulina Coronel, Silvia Arcos, Tania Villalba, Roosevelth Icaza, Edgar Jiménez, Luis Aimacaña, Luis Balarezo, Aladino Morales, Edmundo Rivera, Kleber Tamayo, Jorge Villareal, Javier Rivera, Guadalupe Velasco.

Esta grave situación, el no haber integrado el padrón electoral con periodistas que han participado y son miembros del Colegio desde hace varios años, ha causado una serie de comentarios, pues  la elección no es legal, a pesar del aval de la presidenta de la Fenape  a título personal y no del Comité Ejecutivo Nacional.

Por estas y otras consideraciones, varios miembros del Colegio de Periodistas que no han sido considerados, iniciarán una serie de acciones para que se declare ilegal la elección y se proceda a una nueva elección con la participación de todos los miembros del Colegio de Periodistas. Antes del proceso electoral varios miembros que integraban el padrón electoral trataron de ofrecer algunas explicaciones sin una base legal; no se justifica de ninguna manera el hecho de eliminar del padrón a quienes han sido por años miembros de este colegio profesional. Algunos expresidentes desconocieron a la directiva elegida sin cumplir varias disposiciones. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here