Después de tres días de debate en el seno de la Asamblea Nacional donde trataron sobre la destitución del Presidente de la República, la noche del martes se realizó la votación, varios asambleístas denunciaron que hubo una alteración en el sistema de voto. 

El asambleísta por la ID Dalton Bacigalupo, a través de un video manifestó que su voto fue NO, es decir, en contra de la destitución del Presidente de la República, dijo que manipulaciones en el sistema de votación de la Asamblea Nacional han derivado su votación con el SÍ, mientras sostenía un cartel con la palabra NO. 

De acuerdo a la votación los asambleístas de Cotopaxi votaron de la siguiente manera: Guissela Molina se abstuvo de votar, Dalton Bacigalupo en contra de la destitución y los asambleístas Ana Herrera y Peter Calo a favor de la destitución. 

Los cuatro asambleístas intervinieron en el debate en las sesiones donde se trató sobre la destitución del Presidente Guillermo Lasso. La asambleísta de PK Guissella Molina, manifestó enfáticamente que a pesar de los duros momentos que han vivido todos, vienen de ese pueblo que se encuentra en pésimas condiciones, son hijos de campesinos y conoce claramente lo que ha sucedido. 

Dijo que es necesario decirles a los protagonistas de la “masacre” al Presidente de la República a quien se refirió como una persona que nunca saldría de su claustro. “y de un señor que dice ser líder pero que no es más que un capataz, prepotente, machista y que gusta de alguna forma imponer su teoría”, aseveró. 

Resaltó que Cotopaxi por décadas se ha visto relegada de la educación, del acceso a servicios básicos y a salud, lo que ha hecho que exista la brecha de decadencia de ciudadanos sin acceso a educación, que hace que fácilmente sean manipulados por seudo líderes.

Explicó que debe exponer a todos los ecuatorianos que no es una excepción ni es nada nuevo, la de un señor que siempre ha impuesto su tesis de prepotencia y una agenda propia por encima de cualquier sentimiento de las bases, lo que ha hecho que las mujeres sean relegadas de por vida y no tengan la capacidad de pensar. 

Por su parte, Dalton Bacigalupo, asambleísta por Cotopaxi, manifestó que el proceso de destitución del Presidente de la República, es improcedente, porque la causal invocada para la destitución no compromete responsabilidad alguna en contra del jefe del estado. 

Así mismo, Ana Herrera, asambleísta de UNES por Cotopaxi, en su intervención rechazó la violencia que se vive en el país y se solidarizó con las víctimas de la protesta tanto manifestantes como la fuerza pública.  

Dijo que como si de dar limosna se tratara reducen 10 centavos el precio de la gasolina, pidió que cuando los asambleístas circulen por las calles del país observen que hay pobreza, niños mendigando, por lo que insistió en que no se criminalice la protesta social y que es necesario entablar procesos de diálogo. 

Para finalizar Peter Calo, asambleísta  por PK de Cotopaxi, expresó que se viven momentos lamentables en el país no siendo un problema solo del sector indígena sino de todo el pueblo en general de millones de ecuatorianos. Dijo que no son locos, ni terroristas, ni criminales, sino un pueblo organizado en reclamo de sus justos derechos.