Sin duda que uno de los principales problemas que vive Latacunga, es la tremenda escasez de agua, varios barrios han ido perdiendo el caudal, hasta llegar al punto de que, en la actualidad, hay días que sólo tienen líquido vital por horas.  

Según los técnicos, el problema se radica de gran manera, en que la red de alcantarillado en el centro de la ciudad, cumplió su vida útil hace muchos años, hay que recordar que fue enviada desde el puerto principal, cuando hicieron el cambio en dicha ciudad.  Es decir, cuando se la instaló en nuestra urbe, ya tenía bastante uso y ahora la misma ya no debe servir para nada, esto se puede apreciar por la cantidad de fugas que se ven en todas partes, si un vehículo pesado hace vibrar mucho el suelo o un fuerte aguacero causa una fuerte correntada, el caudal rompe con facilidad la tubería, como si se tratara de una delicada galleta, la que tiene tantos parches, que gran parte del agua de toda la ciudad se desperdicia.

A esto hay que sumarle que la mayoría de calles del centro histórico, fueron fundidas con concreto, lo que dificultaría el levantamiento para cambiar la tubería, esto es una gran traba, pero sin embargo, a cualquier costo hay que hacer la obra, porque si se cuantifican las pérdidas que están ocasionando estas fugas, es evidente que mejor resulta levantar toda la fundición de estas calles, para instalar una nueva red de alcantarillado, que permita contar con agua en la ciudad.  

Si se sigue dilatando este problema, sin darle una solución real, el tema en poco tiempo se volverá simplemente inmanejable.   (O)