El éxodo de venezolanos en nuestra ciudad es un pequeño ejemplo de lo que está ocurriendo en toda la región; a cualquier precio, haciendo lo que sea, pero de alguna manera, estos hermanos tratan de ganarse la vida, todos cuentan que la situación en su país es sencillamente invivible, la escasez de alimentos y medicina, los vuelve vulnerables a la muerte, sin contar con la peligrosa delincuencia que está fuera de control.
Ante semejante circunstancia nadie es capaz de entender como la comunidad internacional no ha sido capaz de poner un alto a este escenario; solamente se explica que los intereses más poderosos se encuentren por encima del valor de la vida.
La situación de Venezuela es una circunstancia que rebasa cualquier crisis humanitaria, se habla que el gran país del norte con alianza de Brasil, Colombia y otras naciones, buscan ponerle un alto a esta película de terror; esperamos que esto se dé, por el bien de toda la región.
Estamos conscientes de que debemos acoger a nuestros hermanos; pero las circunstancias económicas actuales para muchos países no son las mejores y se están desatando escenas de rechazo que nadie quiere que crezcan; si embargo, por las circunstancias son inevitables.
Hace mucho tiempo comenzó este éxodo imparable, el que de una vez por todas debe llegar a su fin. Debe terminar la descomposición que reina en dicho país, en el que sus administradores han implantado un autoritarismo que muy pocos aprueban y que no tiene límites.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + cinco =