El tema económico en el país se está convirtiendo en un dolor de cabeza más grande del que se imaginaba, y es que desde el próximo año los intereses y pagos que se deberán hacer por la irresponsable adquisición de deuda y para colmo cara, del anterior gobierno, dicen que durará aproximadamente una década, en la que nos debemos apretar los pantalones.

De esta manera jamás podremos salir de esta difícil situación, el tamaño del estado en la actualidad es sencillamente inmanejable, hay un altísimo riesgo país, por lo cual muy poco ha florecido la inversión externa. Mientras no regule el tamaño del Estado y la cantidad de impuestos, que no dejan dar un paso al frente al inversionista, combinado con la cantidad de trabas y restricciones laborales, ingredientes perfectos para que nadie se interese en nuestra economía; sin duda que para poder superar el creciente desempleo que esto está ocasionando, una opción sería regresar a la tercerización, puesto que nadie quiere ni puede invertir en este país, con tantas restricciones y paternalismos que nos hacen comer la camisa.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − nueve =