Son casi 15 días desde que arrancó este paro y la situación de desabastecimiento en todo el país se complicando aún más, la sed de protagonismo de algunos grupos, que de fondo no quieren arreglar las cosas y la consigna es que, se caiga el gobierno, está llevando a caer, en una crisis mucho más profunda, de la que costará recuperarse, no queremos imaginar, las consecuencias que traerá esta prolongada paralización.  

Ya es hora de que dejen de lado los intereses estos protagonistas y analicen el daño que están haciendo al Ecuador, sin duda que luego de este prolongado letargo, habrá un antes y un después en el tema electoral, la mayoría de ecuatorianos, tiene un profundo malestar que, sin duda se verá reflejado en el resultado electoral.

Muchos héroes de plomo quedarán para la historia, el enorme perjuicio que se le está haciendo al país, no tiene nombre, son muchos ecuatorianos que en la actualidad no tiene que comer y que sin duda el fantasma del desempleo aparecerá con fuerza luego de esta trifulca, porque habrá muchas empresas que inevitablemente irán a la quiebra.