Los indicadores globales no son nada alentadores en torno a lo que significa el calentamiento global, los científicos, miles de ellos, coinciden en que, nos esperan días catastróficos si no revertimos las malas prácticas, como el excesivo consumo del plástico.
Aquí en nuestro país y especialmente en esta provincia parece que estas noticias no llegan, sólo basta ver cómo quedan las calles y escenarios públicos después de que se acaba algún tipo de festejo, especialmente en lo que tiene que ver con pueblos rurales.
No hay respeto ni miedo por el uso del plástico, el consumo de ese elemento debe restringirse de manera radical, el tema ambiental no es un juego y al paso que vamos, nuestros hijos y nosotros mismos, vamos a vivir escenas dantescas si no se controla este tema.
Las autoridades seccionales también son las llamadas a crear conciencia en la población, están en la facultad de crear ordenanzas que regulen el uso abusivo del plástico, por lo menos el plástico de un solo uso, ya debería ser eliminado de nuestros mercados, el panorama es desalentador y con desesperación vemos que nadie hace nada por cambiar esta triste realidad.(O)