Cuando vemos las desesperantes y miedosas escenas de los incendios en California, que nos ponen los pelos de punta, más aun sabiendo que con toda la tecnología que tienen los norteamericanos no pueden controlar estos fenómenos, que nacen de la falta de lluvias, pues en muchos lugares del Estado de California, ya no llueve más de seis meses, esto está complicando cada vez más la situación, pues las condiciones climáticas se han vuelto extremas, los cielos ya no tienen la capacidad de humedecer el aire y esto está complicando mucho las cosas.
Aquí estamos comenzando a vivir situaciones parecidas, recordemos el incontrolable incendio que tuvimos hace pocos días en el sector de La Esperanza, un flagelo que casi no se avanza a controlar, por la sequedad de la tierra, esto es algo muy grave, y de lo que debemos preocuparnos, en la actualidad, votar un árbol, talar cualquier bosque, especialmente los primarios, o cultivar en medio de un pajonal, deben ser considerados como uno de los delitos más graves, si no se pone mano dura en el tema de la preservación, las consecuencias a futuro van hacer dramáticas, lo estamos viendo con horror, en los EEUU las bocanadas de fuego, combinadas con los vientos son tan grandes, que inclusive se están formando huracanes de llamas, que destruyen todo al paso de su trayectoria, nada más parecido a una escena apocalíptica, esto es algo a lo que no debemos llegar y por eso el tema de la preservaciones es eminente y lo tenemos que hacer contrarreloj.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + dieciocho =